Sporting

SPORTING

Osasuna - Sporting | Duelo de artilleros en El Sadar

fotogalería

Duje Cop y Sergio León.

  • El Sporting se aferra al acierto de Cop ante un Osasuna liderado por Sergio León, cuyo fichaje negoció en verano

  • El croata, motivado tras su buen partido frente al Real Madrid, volverá a ser la baza ofensiva de los rojiblancos en su final por la permanencia

Los ojos de los centenares de sportinguistas que acudan el sábado a El Sadar mirarán inevitablemente con una sensación extraña a Sergio León. El máximo goleador de Osasuna sonó con fuerza como posible refuerzo rojiblanco el pasado verano, hasta que entró en escena la opción de Duje Cop. Y, ahora, tanto el Sporting como Osasuna se agarrarán una jornada más a la inspiración de sus delanteros franquicia para mantener sus opciones de salvar la categoría.

El de Sergio León, máximo goleador de Segunda División la pasada temporada con 22 goles en las filas del Elche, fue el primer nombre puesto encima de la mesa por Nico Rodríguez para reforzar la delantera del Sporting de cara al presente curso. Su club se remitió en un primer momento a los dos millones de euros de su cláusula de rescisión, muy lejos de los 1,2 millones que se ofrecían desde Mareo.

El tira y afloja entre las dos partes se prolongó durante prácticamente todo el mes de julio, lo que permitió a los rojiblancos abrir la opción del internacional croata Duje Cop, del que el cuerpo técnico manejaba mejores informes que en el caso de León gracias a las conversaciones mantenidas entre Abelardo y Francesc Arnau, director deportivo del Málaga.

Con la puerta del Sporting cerrada, Sergio León tuvo que esperar hasta bien entrado agosto para firmar por el recién ascendido Osasuna, quien aceptó pagar al Elche cerca de 1,7 millones por hacerse con sus servicios. Sus actuaciones están siendo lo más destacado en la difícil temporada del equipo navarro a Primera, con serio riesgo de regresar a Segunda. Curiosamente, las estadísticas de León se asemejan bastante a las firmadas hasta la fecha por Cop en el Sporting.

Tanto el croata como el andaluz son piezas clave en los esquemas de sus entrenadores, que han apostado por ellos como referencia ofensiva en prácticamente todos los partidos en que han estado disponibles. Cop lleva 25 encuentros, por los 28 de Sergio León. Su similar número de apariciones se ha traducido también en un duelo goleador en el que el de Osasuna lleva una leve ventaja: 10 goles, frente a los 9 de Cop. En ambos casos su acierto ha supuesto 7 puntos para sus equipos, aunque a los guarismos del jugador del Sporting hay que sumarles también dos asistencias.

Dos perfiles distintos

Quizás de lo que más ha adolecido León en lo que va de temporada es de regularidad, ya que ha combinado fases de gran efectividad con periodos de enorme sequía, como los tres meses que estuvo sin ver portería entre octubre y enero. En el caso de Cop, su peor racha fueron los cinco partidos consecutivos en que se quedó a cero, entre las jornadas 6 y 10.

Pese a la mala temporada de Osasuna, Sergio León está ofreciendo un buen nivel en Primera División, hasta el punto de que se la ha vinculado de cara al próximo curso al Betis, el club donde se formó. Su estilo más bien individualista y vertical, no obstante, es muy distinto del de Duje Cop, con un perfil mucho más asociativo y combinativo, tal como reflejan las estadísticas de pases completados y regates de uno y otro..

Hace solo un par de semanas, la buena actuación de Sergio León frente al Leganés en Pamplona permitió al Sporting mantener su distancia con su gran rival por la permanencia. El jugador andaluz exhibió aquel día todo su ramillete de virtudes: provocó un penalti que él mismo transformó y anotó el 2-1 de su equipo con un gran zurdazo. Todo el daño ofensivo de Osasuna pasó por sus botas.

Cop, por su parte, llega a El Sadar con la inercia positiva de su gol frente al Real Madrid, tras más de un mes ausente por lesión. En su anterior aparición liguera, frente al Valencia, también consiguió marcar. El sportinguismo se aferra a él y a una mala tarde de quien pudo ser su delantero para regresar el sábado de Pamplona con vida en Primera.