El Comercio
Sporting

Osasuna - Sporting | «Nos jugamos muchísimo; es el partido del año»

  • «Si queremos salvarnos tenemos que lograr una victoria en Pamplona. Si no, se nos va a poner todo muy difícil», asegura Roberto Canella

Partió ayer el Sporting para Navarra con el sonido de los tambores de guerra a cuestas y dispuesto a cargar con todo en El Sadar para agarrarse a la última oportunidad de vida. «Nos jugamos mucho en este partido, sí», resumió telegráfico Roberto Canella, uno de los capitanes del equipo: «Es un encuentro muy importante para nosotros. Si el resultado del Leganés nos acompaña y además ganamos, nos pondremos a dos puntos (de la salvación)».

Endureció todavía más sus palabras el futbolista lavianés, alejándose de los mensajes medidos y tibios que emanan en este tipo de situaciones, con poco riesgo en el verbo. «Nos jugamos muchísimo y con esa mentalidad vamos para sacar los tres puntos; es el partido del año», resumió Canella, con una trayectoria repleta de situaciones extremas: «Casi todos los años vivimos partidos así y no me pilla de imprevisto esta situación».

Dibujó un panorama feo el futbolista del Sporting, receloso ante ese frágil envoltorio que se le dibuja al farolillo rojo de la categoría que, aunque remotas, todavía mantiene alguna opción de supervivencia. «Será un partido muy difícil porque Osasuna tiene la necesidad de ganar y ese campo siempre aprieta», sostuvo, antes de recordar que «tenemos que ganar para seguir en la pelea».

Preguntado por si la experiencia del Sporting en situaciones límite puede ser un punto a favor de los rojiblancos ante el Leganés, más imberbe en Primera División, el capitán desarmó esa tesis, equilibrándola con los elementos más veteranos del conjunto 'pepinero'. «El leganés también tiene gente experta y veterana. A lo mejor no llevan tantos años jugándose la vida al final de temporada con el Leganés, pero tiene gente veterana que habrá tenido esa experiencia en otros equipos», concluyó el futbolista, que regresará al once.

Aunque a regañadientes, Roberto Canella concedió que la derrota o el empate dejarían al Sporting al borde del abismo. No quiso pronunciar la palabra descenso, pero dejó claro que «sí que sería muy complicado si no ganamos porque nos quedarían menos opciones, si ellos se mantienen a cinco y todavía más si se ponen a ocho, y el que no lo vea así creo que se equivoca». Pero huyó rápidamente de ese hipotético escenario al insistir en que «solo nos pasa por la cabeza la victoria porque estamos convencidos de que lo podemos hacer; en nuestra cabeza solo cabe la palabra victoria».

Un ambiente hostil

Anticipó el futbolista rojiblanco un escenario cálido y febril en El Sadar, con una afición que mantiene su respaldo a Osasuna, pese a la catastrófica temporada protagonizada por el conjunto navarro, aunque también deseó que sea contrarrestado por los cerca de dos mil aficionados sportinguistas que se dejarán notar en la grada: «Ellos se juegan la vida y nos esperamos un ambiente hostil, pero también va a ir gente del Sporting al partido que nos ayudará muchísimo».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate