El Comercio
Sporting

SPORTING

Osasuna - Sporting | Último aviso para el despegue

fotogalería

El capellán del Sporting, Fernando Fueyo, hace un gesto de cariño al técnico Rubi antes de partir. / D. A.

  • El Sporting busca esta tarde en El Sadar la carambola perfecta para situarse a dos puntos del Leganés

  • Rubi, que vuelve al 4-1-4-1, tiene a su disposición al once de gala frente a Osasuna, con los regresos del brasileño Douglas y Burgui

Despistado, impuntual y fallón, el Sporting ha dejado escapar, uno tras otro, todos los trenes que se han detenido esta temporada delante de su andén para desesperación del sportinguismo, obstinado combatiente de este bucle depresivo para hacer perdurable la ilusión por la supervivencia en la categoría. Desde la jornada ocho, cuando por primera vez se hundió en el barro el proyecto, la casaca rojiblanca no ha sido capaz de enganchar ni una sola oportunidad para erguirse en la clasificación. Hoy se detendrá por enésima vez el convoy de Primera delante de su dubitativa estampa, esta vez en la estación de El Sadar (18.30 horas), procurando la que quizá sea la última ocasión para ponerse en pie y agarrar con fuerza la puerta del vagón.

La cartelera de este sábado anuncia mucho voltaje y un largometraje de 180 minutos que arrancará en El Madrigal, con el Villarreal-Leganés (16.15 horas), y concluirá en Pamplona, la pista de baile de los San Fermines, desde donde el Sporting quiere empezar a soplar en la nuca del conjunto 'pepinero'. Pero la fórmula solo será efectiva con fuego real, sin empates desaboridos, con una victoria del equipo de Rubi ante el colista de la categoría, un peligroso compañero de viaje a estas alturas, sin presión y con el único aliciente de honrar a sus parroquianos en este final de viaje.

Al Sporting se le escapará la vida irremediablemente si no logra imponerse esta tarde en El Sadar, de donde salió hace un par de semanas repleto de cardenales y contusiones múltiples el Leganés, que se las prometía muy felices antes de la excursión a la cuna del único equipo que hasta ese momento no había festejado como local. Sucedió que aquel día despertó y Pamplona dejó de ser una huerta fértil para el viajero, que quedó visiblemente sonado y destemplado con la experiencia. Pisa esta tarde Rubi ese engañoso templo 'rojillo' con su listado de futbolistas más competitivos, con la posibilidad de abrocharlos en torno a su once más fiable, liderado por Cuéllar, Meré, Vesga, Burgui y Cop, posiblemente los jugadores bandera de este proyecto. Salvo por la baja de Isma López, las sanciones le han dado tregua después de un goteo constante en las últimas citas del calendario.

No parece, en ese sentido, que el técnico de Vilasar de Mar vaya a agitar la coctelera más de la cuenta y a sorprender aventurándose de nuevo hacia lo desconocido. La experiencia es un grado y cada vez que Rubi se ha alejado del plano base, en algunas ocasiones por fuerza mayor y otras por la búsqueda del factor sorpresa, la maquinaria ha chirriado y hasta le han saltado piezas. Así llegaron algunos sonados gripazos, como el del Málaga, sin Vesga al frente de una orquesta desafinada y alicaída.

Veinte futbolistas integraron esa lista de expedicionarios que rehuyó del tiempo en carretera para trasladarse en vuelo chárter hasta Navarra. Douglas le dio el relevo al lesionado Lillo y Burgui volvió a ponerse en ruta tras el descanso ante el Madrid como notas más sonoras, con los descartes representados en Ndi, Lora y Viguera, con el lateral y Traoré -un expediente X- lesionados.

Con poco recursos

De recursos humanos no anda sobrado Osasuna, con tan solo doce jugadores de campo con ficha del primer equipo en la convocatoria de este fin de semana, afectada de lleno por las lesiones. Petar Vasiljevic ha tenido que enviar al frente a los jovencísimos Kike Barja y John Steven, que se unirán en la línea de fuego a otras jóvenes promesas de la casa como Olavide y Buñuel, arropados de veteranos como el exrojiblanco De las Cuevas, que muy posiblemente comience el partido con sudadera y en estado de relajo, o Roberto Torres. Sopesa el serbio armar su propuesta sobre un sistema con tres centrales y dos carrileros de largo recorrido, el propio Buñuel y Clerc, coronado por la altura de miras de Kenan Kodro y el peligrosísimo Sergio León. Alerta.

El sábado ofrece un movimiento estratégico clave para el Sporting, que pisará el verde de El Sadar con las cuentas muy claras en la cabeza y bien digerido el resultado del Leganés, que romperá a sudar dos horas y cuarto antes. Entregado a la ambición europea del Villarreal, el equipo de Rubi persigue la carambola perfecta: rentabilizar una hipotética derrota del 'Lega' con una victoria en El Sadar. Esta combinación se plasmaría en la tabla con un brutal recorte, agigantando al Sporting en el retrovisor del equipo 'pepinero', con tan solo un margen de dos puntos a falta de cinco jornadas. Para ello los gijoneses tienen que convertir por una vez, ya sin coartada, la ciencia ficción en un episodio real. Último aviso para el despegue.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate