El Comercio
Sporting

SPORTING

El Leganés desmonta las ilusiones del Sporting

Un grupo de aficionados no se creían los goles del Leganés que precipitan al Sporting hacia el descenso.
Un grupo de aficionados no se creían los goles del Leganés que precipitan al Sporting hacia el descenso. / DANIEL MORA
  • El conjunto pepinero aprovecha los regalos de Las Palmas para aumentar la renta a los seis puntos

  • El destino quiso que Guerrero, uno de los descartados por los técnicos a principios de curso, pusiera la puntilla con un gol y una asistencia

Encae ha acostumbrado el Sporting en las últimas temporadas a que otros le echen una mano para hacer posible un milagro. No siempre funciona el 'plan b' y ayer quedó constancia de que aferrarse a terceros equipos es un riesgo impredecible. Después de la frustración que dejó tras de sí el empate ante el Espanyol del pasado martes, tenía el club y la afición la esperanza de que el Leganés continuara con su mala racha de resultados de las últimas jornadas y que permitió al Sporting recortar ligeramente la desventaja con la permanencia.

Sin embargo, las ilusiones se derrumbaron ayer como un castillo de naipes al ver como el Leganés superaba sin mayor agobios a Las Palmas, un conjunto que regaló los dos primeros goles y puso la alfombra roja de la salvación a su rival. El Sporting está en descenso por sus deméritos. Semana tras semana ha demostrado su inoperancia para remontar el vuelo, sin aprovechar los errores que ha acumulado en el camino el cuadro pepinero. Sin embargo, las facilidades que encontró ayer el Leganés por parte de Las Palmas han suscitado indignación por parte de la afición rojiblanca, después de las insinuaciones que se hicieron la pasada campaña sobre el tramo final de la Liga y la vulnerabilidad que encontró el Sporting a la hora de enfrentarse a algunos rivales como el Villarreal, entrenado entonces por Marcelino.

El partido iba igualado hasta el minuto 55, instante en el que Javi Varas entrega el balón de forma inexplicable al exsportinguista Guerrero que, sin oposición, aprovecha el regalo poniendo el gol en bandeja a su compañero Luciano. Quiso el destino, a veces tan caprichoso, que fuera uno de los jugadores despedidos por los técnicos en verano el que diera la puntilla a los rojiblancos. Guerrero, un futbolista muy querido por la grada de El Molinón, ha sido el 'nueve' más utilizado por Garitano desde el comienzo de la Liga, a pesar de la llegada de refuerzos de relumbrón.

EL COMERCIO siguió el partido con los integrantes de la peña Sentimiento Rojiblanco La Regence. Los seguidores sportinguistas creyeron durante muchos minutos en la posibilidad de que el Leganés no sumara los tres puntos, sin embargo, los errores continuados de Las Palmas les devolvieron a la realidad. «Un delantero que no servía para aquí», se lamentan algunos de los presentes mirando hacia la televisión donde aparecía el rostro sonriente del delantero de Borox, que anotó el segundo previo a otro obsequio de la zaga canaria. Un mal despeje del lateral portugués, Helder Lopes, dejó franco el balón a Guerrero que anotó a placer cuando los seguidores de Butarque apenas se habían sentado después de celebrar el tanto inicial.

Para sumarse a la fiesta, Vicandi Garrido, árbitro de la contienda señaló un penalti inexistente después de un 'piscinazo' de Luciano que el propio jugador brasileño transformó, anotando el definitivo 3-0.

Con este marcador, el Leganés consigue seis puntos de distancia respecto al Sporting con solo doce por jugar. Parece imposible concebir un nuevo milagro y pensar en la permanencia. El cuadro gijonés tiene que viajar mañana a Villarreal para medirse a un conjunto que viene de derrotar en el Calderón al Atlético de Madrid. Más allá de la dificultad del que entraña el rival, quinto clasificado en la Liga, el crédito hace tiempo que lo perdió el conjunto de Rubi, incapaz de sumar de tres en tres ante rivales más accesibles a lo largo del último mes.

Si aún queda alguna opción, remota a la vista de los números, esa pasa por el duelo de mañana. En el caso de volver con un resultado que no sea la victoria del estadio de La Cerámica, el Sporting estaría muy cerca del descenso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate