El Comercio
Sporting

fotogalería

Víctor Rodríguez, celebra el gol anotado al Espanyol. / D. ARIENZA

Sporting | Víctor Rodríguez: un gol dedicado a sus abuelos fallecidos

  • «Estoy seguro de que están orgullosos de mí», confiesa el futbolista sobre su diana ante el Espanyol

Encargado de inaugurar el marcador ante el Espanyol, con semblante serio y voz afligida como ecos del empate final, Víctor Rodríguez confesó ayer la «sensación agridulce» que dejó en el vestuario sportinguista el punto cosechado. «Hacemos méritos una vez más para llevarnos los tres puntos, que es lo que necesitamos, resultados para salir de ahí abajo, pero no lo conseguimos», expresó sin poder apartar una carga de frustración por la ausencia de triunfos el mediapunta rojiblanco, que esta semana ha puesto fin a una sequía goleadora de ocho meses con una anhelada diana ligada a una dedicatoria especial para sus abuelos.

«Están ahí arriba, antes del partido les había prometido que si había un gol iba para ellos. Estoy seguro que ellos están orgullosos de mí», confesó el barcelonés. Descrito desde su entorno como una persona muy religiosa, Víctor Rodríguez mantiene la fe en la permanencia. «Nuestro objetivo es estar vivos hasta el final. El equipo da la sensación de que tiene opciones», argumentó el catalán, al que se le aclaró el horizonte hacia la portería rival en una acción perspicaz tras varias jornadas obligado a lamentarse por «los palos y las paradas de los porteros».

«Veía a Diego (López) con ganas de salir. Mi intención la verdad que iba a ser ponerla, pero en el último momento vi que da el paso y decidí jugármela. Esta vez por fortuna se abrió la barrera, estaba el campo rápido y fue para dentro», radiografió acerca de su segundo tanto como sportinguista. Una diana lograda ante el mismo rival frente al que se estrenó, con la camiseta del Zaragoza, en Primera División, la categoría a la que se aferra ahora en El Molinón

Para lograr la ansiada permanencia es consciente de que deben «ver lo que hacen los rivales» y elevar sus prestaciones en las zonas del terreno de juego que separan la felicidad de la decepción. «Algunas veces por falta de pegada y otras por algún error atrás nos ha faltado esa dosis de suerte en las áreas», arguyó sin dejar de señalar que considera que en muchas ocasiones el marcador no refleja el esfuerzo y la propuesta sportinguista. «Llevamos tiempo trabajando y haciendo las cosas bien. Exceptuando algún partido que no hemos estado al nivel, que hay que reconocerlo, siempre hemos tenido opciones de llevarnos el triunfo», manifestó el jugador formado en La Masía, que no ocultó que ha vivido «momentos duros» debido a la situación clasificatoria sportinguista esta temporada.

Un contexto adverso en el que, según explicó, siempre sintió el respaldo de sus compañeros dentro de una temporada en la que ha estado sujeto a cambios respecto a su rol en el equipo. De protagonista en el efervescente inicio de curso protagonizado a las órdenes de Abelardo pasó a desempeñar un papel secundario y a escuchar las muestras de descontento de la grada de El Molinón. «La afición es soberana, se expresa como quiere. En mi caso me dedico a entregarme en cada partido por defender el escudo del Sporting», expresó Víctor Rodríguez, que mañana se reencontrará en Villarreal con Fran Escribá, el técnico con el que se consolidó en la élite, un objetivo que ahora persigue el conjunto gijonés.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate