El Comercio
Sporting

El vestuario cruza los dedos con el partido de Ipurúa

Cruzan los dedos esta tarde los futbolistas del Sporting, desesperados por que el Eibar tumbe al Leganés (Ipurúa, 18.30 horas) y dé un último baño de color a sus escasas opciones de continuar en Primera. Ahora mismo, las posibilidades de supervivencia son remotas, con seis puntos que recortar en tres partidos -y todavía falta por disputar el ya mencionado encuentro de hoy de los 'pepineros' en el País Vasco-, sin margen de error para el tropiezo, que presenta como único elemento favorable el 'golaverage'.

Los rojiblancos están obligados a ganar los tres últimos partidos (Las Palmas, Eibar y Betis), aunque el pleno no sea ninguna garantía, siempre dependiente de los resultados del Leganés. La situación es límite y la carambola mayúscula. Una derrota del equipo madrileño hoy abriría una última ventana a la esperanza, pero, con todo, el Leganés tendría que perder otros dos partidos y que el Sporting lógicamente lo aprovechase.

La victoria, por el contrario, elevaría la complejidad del objetivo hasta el punto más alto. La diferencia se dispararía hasta los nueve puntos y la única cuenta posible sería que el Sporting ganara los tres últimos partidos, el Leganés los perdiera, haciendo valer así el 'golaverage' favorable.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate