El Comercio
Sporting

El Sporting se queda en manos del Betis

Enrich supera al guardameta Herrerín, del Leganés, para marcar el 2-0 a favor del Eibar.
Enrich supera al guardameta Herrerín, del Leganés, para marcar el 2-0 a favor del Eibar. / EFE
  • Los verdiblancos ya echaron un cable a los gijoneses en la última jornada de la pasada campaña cuando vencieron al Getafe

  • El conjunto andaluz se enfrentará al Leganés en la próxima jornada

Una vez más el Sporting llegará al final de la temporada con la mirada puesta en otros partidos y la esperanza de que se cumpla una nueva carambola. Por guiños del destino, el Betis será nuevamente protagonista en esta partida de billar. El conjunto rojiblanco está en manos de los andaluces, que se enfrentarán el próximo lunes al Leganés. El equipo madrileño, al igual que el Sporting, apenas puntúa (ayer perdió frente al Eibar), pero le lleva seis puntos de ventaja a los rojiblancos en esta eterna carrera de caracoles.

Con todo, la obligación del Sporting pasa por ganar su partido frente a Las Palmas, el próximo sábado, en El Molinón (13 horas). En caso contrario, la 'bala' bética tendrá poco efecto. A estas alturas, las matemáticas casi no dejan margen para el error: si quieren permanecer en Primera, los rojiblancos deben recortar seis puntos y solo quedan nueve en juego.

Si el conjunto dirigido por Rubi hace sus deberes esta próxima jornada, jugaría con la baza de ponerse a tres puntos del Leganés y pasaría la presión al equipo 'pepinero'.

No será la primera vez que la afición sportinguista anima al Betis desde la distancia. La temporada pasada los verdiblancos vencieron al Getafe (2-1) en la última jornada de Liga. Ese resultado, unido a la victoria del Sporting ante el Villarreal (2-0), rescató a los rojiblancos y los sacó de los puestos de descenso.

El Betis también fue talismán para el equipo asturiano tiempo atrás, cuando las urgencias apremiaban. En la antepenúltima jornada de la temporada 1981-1982, el Sporting venció (1-0) con un gol de Uría. Y eso le permitió salir de los puestos de descenso. Los andaluces peleaban entonces por entrar en plaza para disputar la UEFA.

Algo similar sucedió en la campaña 1995-1996. El Sporting deambulaba por la zona baja de la tabla, pero nuevamente frenó las aspiraciones europeas del Betis al vencer 2-5 en la jornada 37 (de 42). Aquel día marcaron Mario Cotelo, Lediakhov, David Cano y Julio Salinas, por partida doble.

En la memoria de numerosos seguidores sportinguistas se encuentra también el gol de Cheryshev en la antepenúltima jornada de la temporada 1996-1997, marcado en el Villamarín, que evitó caer en el puesto de promoción por la permanencia. Aquel año, el equipo verdiblanco ya tenía una plaza asegurada para disputar la Recopa, mientras que a su vecino, el Sevilla, se le complicaba sobremanera la permanencia.

En fechas más recientes, también en el Villamarín, el Sporting logró el ascenso en la temporada 2011-2012, propiciado también por el famoso gol del Lugo al Girona (1-1).

Ya en la temporada actual, cabe reseñar una carambola bastante complicada, pero posible con las cuentas sobre la mesa. En caso de triple empate a 33 puntos entre el Deportivo, el Leganés y el Sporting, los rojiblancos saldrían beneficiados y salvarían la categoría en detrimento del Deportivo, debido a la peor diferencia de goles general entre los enfrentamientos directos entre ellos (los tres están empatados a seis puntos en los citados enfrentamientos). En este caso, el Sporting tendría tres goles a favor y cuatro en contra; el Leganés, siete a favor y cinco en contra; y el Deportivo, tres a favor y siete en contra.

Triunfo eibarrés

En el partido disputado ayer por los madrileños frente al Eibar, el conjunto vasco ganó por 2-0 en Ipurúa, con goles de Kike García y Sergi Enrich. Los guipuzcoanos vencieron en el primer duelo contra el conjunto madrileño en Primera División y se asentaron en la octava posición de la clasificación.

Los jugadores dirigidos por Asier Garitano presionaron en la primera mitad mucho y bien a los azulgranas, que no pudieron maniobrar con comodidad ante la presión blanquiazul. Con el césped muy rápido debido a la lluvia, el balón iba con facilidad de un área a otra. Así, Julen Bustinza centró desde la banda derecha y Guerrero, el delantero de los 'pepineros', no llegó por poco al remate.

Antes del descanso, en un saque de esquina, Yoel salió en falso, Guerrero cabeceó el balón y Lejeune lo sacó debajo de los palos cuando ya se cantaba el gol.

En el segundo tiempo, Kike García marcó de cabeza el 1-0 a pase desde la banda izquierda de David Juncà. Y, poco después, Sergi Enrich, que llevaba cinco minutos en el césped, hizo el segundo tanto (2-0) en un contragolpe en el que los madrileños reclamaron fuera de juego, se quedó solo ante Herrerín, al que batió por bajo, pegado al poste.

Pudo recortar distancias el exrojiblanco Guerrero con un disparo que dio en el poste. Y el propio exrojiblanco anotó un gol que fue anulado por fuera de juego.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate