El Comercio
Sporting

Sporting - Las Palmas | El Sporting se mide a su 'bestia amarilla'

  • Los caminos de los rojiblancos y los canarios se han cruzado en numerosas ocasiones en las últimas temporadas

El Molinón desempolva mañana un clásico de los últimos años, con efecto voltaico. El Sporting y Las Palmas han estado ligados en su destino y su suerte en esta época reciente del fútbol español, con un historial de partidos tan disputados como apasionados. Ambos subieron de la mano en el curso 2014-2015, aunque en el caso de los canarios tuvieran que hacerlo por la extrema plataforma de la promoción de ascenso con Paco Herrera, un exrojiblanco, como entrenador.

Durante esa doble eliminatoria para ganar la Primera se produjo un episodio para añadir al historial de ambos. Miguel Ángel Ramírez, presidente del club canario, despidió a Nico Rodríguez, quien había desembarcado en la isla unos meses antes, después de que se filtrara la negociación que este mantenía con el Sporting para convertirse en su nuevo director deportivo, una noticia que se confirmó pocos días después. Pero la relación entre ambos clubes se tensó más en el campo.

La chispa saltó un año antes, en la eliminatoria de promoción de ascenso a Primera que supuso el primer varapalo de Abelardo, quien se quedó con la miel en los labios después de relevar a Sandoval con un final de temporada excelso. En dos partidos, los canarios se deshicieron del Sporting, condenado por un error de Cuéllar en la ida (1-0), aunque posteriormente serían eliminados por el Córdoba, un inesperado ascendido.

El técnico de Humanes también había sufrido en sus propias carnes al equipo canario en el curso regular de aquella temporada. Quedará para el recuerdo el 2-3, con el 'hat trick' de Chrisantus, que destrozó la adelantada defensa rojiblanca con su velocidad, y el polémico partido disputado posteriormente en el Estadio de Gran Canaria (2-1), con el controvertido penalti que ejecutó Momo, tras un desvanecimiento de Masoud, cuando el conjunto rojiblanco se había volcado en busca del segundo tanto.

En todo caso, El Molinón es un campo gafe para su líder, Quique Setién, que buscará despojarse mañana de la mala racha de resultados que le persigue allí. El técnico santanderino ha visitado al Sporting en cinco ocasiones, al frente del Racing, del Lugo y de Las Palmas, con un balance de dos empates y tres derrotas. La pasada temporada salió goleado (3-1), en un partido marcado por Tonny Sanabria, quien firmó los tres tantos rojiblancos.

El Molinón se acerca al lleno

Por otra parte, El Molinón camina hacia el lleno este sábado. El club comunicó ayer que ya se habían agotado las entradas para las tribunas y gradas Sur y Este. A la venta quedan únicamente localidades para la grada Norte (10 euros), tribuna Norte (10 euros) y tribuna Oeste (20 euros), además de las entradas para los junior (5 euros).

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate