El Comercio
Sporting

SPORTING

El milagro del Sporting exige una racha inédita

  • El Sporting necesita ganar tres encuentros consecutivos, algo que no hace desde el ascenso

  • El conjunto rojiblanco no ha sido capaz de encadenar dos victorias sucesivas en lo que va de temporada

De nada servirán las hipotéticas derrotas del Deportivo y del Leganés en las dos próximas jornadas si el Sporting no es capaz de sumar los seis puntos que quedan en juego. El conjunto rojiblanco se aferra a Primera y lo hace con la obligación de ganar todos los encuentros que tiene por delante, lo que le llevaría a vencer tres duelos consecutivos, algo que no logra desde el año 2015, cuando todavía estaba en Segunda.

El choque del domingo (20 horas) en tierras vascas será una prueba de fuego para los hombres de Rubi porque es el enfrentamiento que más complicaciones presenta. Mendilibar ha sido capaz de confeccionar un fortín en su feudo y tan solo ha perdido tres encuentros de los 18 que se han disputado hasta la fecha. Además, hay que añadir la motivación con la que el club ibarrés encara el partido, con el dese de intentar terminar en una histórica octava plaza al final del año.

De llegar con opciones a la última jornada de la temporada, el partido ante el Betis poco se asemejará al de Éibar. El conjunto verdiblanco despedirá la temporada con Alexis Trujillo en el banquillo después de destituir ayer a Víctor Sánchez del Amo. Los andaluces, al igual que Las Palmas, no se juegan nada desde hace semanas.

La carambola tiene que completarse con dos pinchazos del Leganés o del Deportivo. El cuadro gallego, rival más cercano a los rojiblancos, marca la salvación con cinco puntos más. De perder sus dos partidos (Villarreal y Las Palmas) podría descender a Segunda División si el Sporting es capaz de conseguir lo que no ha sido capaz de lograr en los dos últimos años.

La última vez que el Sporting sumó nueve puntos de manera consecutiva fue en la temporada del ascenso con Abelardo en el banquillo. Durante la campaña 2014-2015, los rojiblancos cosecharon, en tres ocasiones, tres victorias seguidas. Cabe recordar que de los 42 choques que completaron los hombres del 'Pitu', tan solo perdieron ante el Betis en casa y el Valladolid a domicilio.

El 2015 comenzó con una buena racha de resultados para los gijoneses. A finales de enero, el Sporting goleó al Numancia ante su afición, ganó en Ponferrada e hizo lo propio con el Albacete en El Molinón. Tres de tres por primera vez en lo que iba de campaña.

No fue hasta tres meses después cuando los pupilos de Abelardo volvieron a sumar nueve puntos en tres encuentros. A principios de mayo, el Mallorca, el Lugo y el Racing fueron las víctimas de un equipo que puso la directa a Primera División porque tras un empate ante el Alcorcón, cerró el año con otro triplete de victorias. En aquella ocasión, el Tenerife y el Sabadell cayeron derrotados en El Molinón, mientras que un Betis, ya campeón, salió goleado tras la visita del cuadro rojiblanco que terminó celebrando el primero de los milagros cosechados por el 'Pitu' con un ascenso inolvidable.

Dos años sin 'tripletes'

Los números de Abelardo al frente del banquillo fueron a menos con el cambio de categoría. En su primer año como técnico en la máxima categoría sumó diez victorias en las 38 jornadas. La mejor dinámica la logró a mediados de campeonato cuando se goleó (5-1) a la Real Sociedad en Gijón y la semana siguiente Sanabria firmó la victoria en Mestalla al transformar un penalti que supuso el único tanto del encuentro. Fue el 31 de enero del 2016, una fecha que quedó marcada en el calendario hasta el pasado 12 de febrero.

El Sporting estuvo más de un año sin vencer a domicilio, racha que se rompió en Butarque gracias a los goles de Canella y Burgui. La de Leganés es la única victoria lejos de El Molinón que tiene en su haber el conjunto gijonés en la presente campaña. Eso indica la imposibilidad, para los asturianos, de cosechar más de una victoria consecutiva.

La victoria ante el conjunto pepinero llegó tras una dolorosa derrota ante el Alavés en El Molinón. La jornada siguiente al resurgir de Burgui en Leganés, el Atlético goleó en Gijón con una exhibición de Gameiro en menos de diez minutos. Un 'hat trick' del francés echó por tierra los planes de Rubi.

Ahora el Sporting busca el imposible en las dos últimas jornadas. La remontada obliga a los rojiblancos a ganar sus partidos y esperar al igual que ocurrió en junio de 2015.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate