El Comercio
Sporting

Rubi: «La victoria en Eibar es la única opción que tenemos»

Rubi: «La victoria en Eibar es la única opción que tenemos»
/ DAMIÁN ARIENZA
  • «Vamos a ver si podemos soñar hasta la última jornada; soy un hombre de fe», afirma el entrenador rojiblanco

Serio, realista y pragmático, Rubi dibujó el retrato de una situación límite para el Sporting. No se anduvo con vacilaciones el preparador catalán. Ni fantaseó con la remota posibilidad de lograr la permanencia, sin fuegos de artificio a las puertas del viaje a Ipurúa. Ganar para tratar de sobrevivir un día más si el Leganés y el Deportivo no cosechan en sus desplazamientos a San Mamés y Villarreal. Es la máxima que sostiene. «Es la única opción que tenemos. Lo otro no depende de nosotros, pero soy un hombre de fe y puede pasar de todo», resumió el técnico de Vilasar de Mar. «Todo pasa por ganar en el campo del Eibar», enfatizó.

Con este punto de partida, Rubi manifestó su intención de «soñar hasta la última jornada». «No podemos estar bajando los brazos antes de tiempo porque sería un error imperdonable», repitió, confiado en que si consiguen plantar la victoriosa bandera rojiblanca en Ipurúa alguno de los rivales directos -Deportivo y Leganés- se pondrá a tiro. «No creo que los dos saquen algo positivo en dos campos tan difíciles», observó.

Ante un partido tan decisivo, la disyuntiva sobre su continuidad en el club no tardó en aparecer. «Ni estoy pensando en ello», atajó Rubi. «Lo que quiero es ganar al Eibar y a partir de ahí se verá lo que pasa. Nuestro trabajo está ahí, gustará más o menos, y entenderemos cualquier tipo de decisión», prosiguió, no sin antes reiterar la ilusión del cuerpo técnico que capitanea por continuar en el Sporting: «Lo que nosotros pensamos ya lo saben de siempre».

Conservar el dibujo

Más concesivo que en otras ocasiones se mostró cuando se le preguntó por el planteamiento que utilizará contra el Eibar, un equipo al que caracterizó por «su juego por la banda, sus dos grandes rematadores, laterales que suben y mucha disputa». Anticipó su intención de conservar el 4-1-4-1, el dibujo que ha permitido un chispazo más de fiabilidad, y desterró la opción de arrancar con los dos delanteros. «Cuando hemos probado lo de los dos puntas no nos ha acabado de funcionar, pero seguimos trabajando en ello porque igual lo necesitamos», dijo. Pero, reconoció a renglón seguido, «nos vamos a desviar poco de lo que venimos haciendo porque los jugadores creen en ello».

Un par de preguntas más adelante rechazó la visión de Iago Herrerín, guardameta del Leganés, quien consideró que con la victoria del lunes frente al Betis su equipo había logrado el «98%» de la permanencia en Primera. «Me parece aventurado, aunque lo tienen bien, pero todos y más en este club hemos vivido situaciones que han cambiado en el último minuto», replicó Rubi.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate