El Comercio
Sporting

Isma López: «El Sporting no se merece este año»

  • «Estamos muy tristes porque sabemos que hemos fallado a mucha gente», afirma Burgui tras la insuficiente victoria del Sporting

Hundidos, desolados, sin palabras... Así es como abandonaron el vestuario los jugadores del Sporting después de perder la categoría ante el Eibar. Una situación que entraba dentro de las posibilidades, pero que ningún miembro de la primera plantilla se quería imaginar porque en sus planes estaba pelear la permanencia hasta la última jornada.

Isma López fue uno de los primeros futbolistas que abandonó el estadio. El navarro, que aseguró estar viviendo su peor momento como profesional, aseguró que «el Sporting no se merece este años que hemos completado». El lateral no ha gozado del protagonismo que si tuvo la temporada pasada, pero se mostró muy dolido por el descenso de categoría. «Esto lo siento como mío aunque no haya nacido en Gijón», explicó el rojiblanco que no dudó en hacer autocrítica y recordar que nadie está libre de asumir sus culpas: «Tenemos que ser críticos todos los miembros de este proyecto. Cada uno ha de ser juzgado».

Sus palabras no quedaron ahí porque volvió a recalcar que «al margen de la parcela que ocupe cada uno, tenemos que responder todos a nuestros actos».

Al igual que al resto de los jugadores que ofrecieron su punto de vista sobre lo ocurrido a lo largo de la temporada, Isma López envió un mensaje a la afición aunque comentó que «no hay palabras que consuelen a los seguidores porque el momento es muy complicado». Aun así, el defensa afirmó que «hay que ser fuertes. Este equipo es grande y volveremos pronto con la ayuda de la afición».

Otro de los jugadores que mostró su disgusto ante lo acontecido fue Burgui. El autor del único tanto del encuentro se mostró abatido por el inminente descenso a Segunda División: «Estamos muy tristes, sabemos que hemos fallado a mucha gente. Es un palo muy duro».

Para el extremeño también es uno de los momentos más difíciles de su carrera deportiva y lamentó que los demás resultados no acompañaran a la victoria rojiblanca. «Sabíamos que podía pasar, pero teníamos en la mente luchar por la salvación el próximo fin de semana».

Mientras estuvo en el terreno de juego, del banquillo solo le llegaron buenas noticias. «Me decían que el Leganés estaba perdiendo, tampoco podía estar muy pendiente de los demás partidos porque teníamos que aguantar el resultado», explicó. No fue hasta el momento en el que fue sustituido cuando le informaron del tanto del cuadro pepinero: «Según me lo dijeron sabía que se había acabado todo, es una gran decepción para todos».

Antes de subir al autocar del equipo, Burgui mandó un mensaje a la afición. «Muchas gracias por el apoyo. El equipo estaba casi descendido y aún así han venido a acompañarnos».

EL último futbolista que mostró su desilusión por el desenlace de la temporada fue Xavi Torres. El centrocampista espera que el Sporting regrese a Primera lo antes posible porque «es donde debe estar un club tan grande como este». Por último, el rojiblanco afirmó que «ha sido una temporada extraña. Nos da mucha rabia e impotencia bajar de categoría de esta forma».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate