El Comercio
Sporting

«El Sporting es de Primera División y no tardará en volver»

Rubi, abatido al término del encuentro, durante su comparecencia ante los medios de comunicación.
Rubi, abatido al término del encuentro, durante su comparecencia ante los medios de comunicación. / DAMIÁN ARIENZA
  • El técnico catalán considera que el tramo en el que el Sporting sacó apenas 6 puntos de 54 posibles ha sido «muy difícil de recuperar»

  • Rubi reconoció que el vestuario estaba «destrozado» tras consumarse el descenso

Con el rostro más serio y desencajado que nunca compareció Rubi en la sala de prensa de Ipurua. El técnico catalán del Sporting quiso, en primer lugar, manifestar y compartir el dolor de la plantilla tras consumarse el descenso a Segunda División. «Hemos hecho todo lo podido, pero no nos ha bastado para salvar la situación. Teníamos la ilusión de llegar con vida hasta la última jornada», resumió el entrenador rojiblanco.

Rubi reconoció que tanto él como sus jugadores estaban «convencidos de que si ganábamos nos quedaba una bala», pero no dudó en felicitar al Deportivo de La Coruña y al Leganés por haber logrado la salvación: «Esto no es de una jornada, sino de 38. Si tienen más puntos que nosotros es porque han hecho mejor las cosas».

En el vestuario, Rubi se encontró a sus jugadores «destrozados» por no haber sido capaces de alcanzar la permanencia en Primera. Tal vez por ello, el técnico rojiblanco quiso dedicarles unas palabras de ánimo por el trabajo realizado en las últimas semanas. «Lo han intentado y tienen sentimientos. Estamos muy dolidos tanto a nivel individual como por la gente que nos rodea», explicó Rubi.

También elogió el técnico catalán al grupo de aficionados desplazados a Eibar para apoyar al Sporting desde Gijón en el partido de ayer. «Quiero mostrarles mi gratitud por haber hecho el viaje. Nos han ayudado», afirmó Rubi, quien pidió a todos los seguidores «un poco de paciencia, porque el Sporting es de Primera y no tardará en volver».

Al hacer un análisis general de la temporada, Rubi puso el acento en la racha de malos resultados que encadenó el equipo rojiblanco en la primera vuelta. «El tramo de seis puntos de 54 ha sido muy difícil de recuperar. Seis puntos en una vuelta entera son muy pocos», reconoció. El día que marcó el devenir del Sporting según su entrenador, no obstante, llegó el 5 de marzo, cuando el Deportivo de La Coruña se llevó la victoria de El Molinón: «Si hubiéramos sumado, ahora estaríamos de otra manera».

También reconoció Rubi que la falta de acierto en la portería rival, sobre todo en los partidos disputados en El Molinón, ha condicionado enormemente su etapa como entrenador del Sporting. «No hemos sido contundentes. Esa ha sido la clave de nuestro periodo aquí, porque fuera tenemos buenos números», confesó.

Rubi no quiso entrar a analizar su hipotética continuidad la temporada próxima en el banquillo del Sporting, aunque sí quiso destacar positivamente el cambio de imagen mostrado por el equipo tras su llegada, ya que «estaríamos salvados con los números obtenidos desde que llegamos». «El equipo estaba muy bajo en todos los sentidos. Lo reconstruimos como pudimos y ha competido en casi todos los partidos y tiene una identidad», explicó el entrenador catalán antes de abandonar la sala de prensa de Ipurua.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate