El Comercio
Sporting

RUBI

El tercer fracaso consecutivo de un técnico que aglutina elogios por su labor

Es curioso descifrar un fracaso. Rubi acumula su tercer chasco consecutivo después de ver frustrado un ascenso con el Valladolid y una permanencia con el Levante. En Gijón, confiaba el técnico catalán en cambiar su suerte. Sin embargo, la mejoría del equipo, objetivo en algunos partidos, no se tradujo en resultados, muy similares a los que consiguió Abelardo durante los 18 encuentros que estuvo al frente del equipo. Su forma de trabajar y recuperar una plantilla derrotada en el diván acumulan los elogios desde el seno del club. Los propios futbolistas coinciden en privado en dar valor a los cambios introducidos por el cuerpo técnico del catalán que no ha escurrido el bulto en sus comparecencias, sorprendiendo en ocasiones por su sinceridad, poniendo en evidencia en ocasiones el rendimiento de alguno de sus futbolistas. Rubi, a pesar de todo, no fue capaz de cortar la hemorragia defensiva de un conjunto al que la mínima ocasión se traducía en un gol en contra. El Sporting bajo su mando siguió por tanto arrastrando los malos endémicos de la temporada, generando pocas ocasiones de peligro y mostrando muy poca eficacia en los últimos metros.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate