El Comercio
Sporting

Sporting

El Sporting acelera la sucesión de Nico Rodríguez

video

El todavía director deportivo del Sporting, Nico Rodríguez, ayer, a primera hora, se dispone a entrar en las oficinas de Mareo. / JOAQUÍN PAÑEDA

  • Javier Fernández y Ramón de Santiago se encontraban ayer en Madrid para avanzar en la confección del nuevo proyecto

Un simple «hola» y una sonrisa concedió Nico Rodríguez entre las dos fugaces imágenes que dejó en su amargo despertar. El todavía director deportivo del Sporting pasó la mañana en Mareo, a donde llegó en solitario a primera hora para proseguir con su trabajo, recibido por un anecdótico abucheo de un aficionado, abandonando las instalaciones en torno a las 15 horas. En su momento más bajo, el técnico mostraba un semblante serio, manteniendo un silencio absoluto frente a las preguntas de un reducido grupo de periodistas que le aguardaban, entre ellos EL COMERCIO.

Digiriendo todavía el descenso escenificado en Ipurúa, Nico Rodríguez recibió durante la jornada la visita de Javier Martínez, vicepresidente del Sporting y la representación del club en Eibar junto a Fernando Losada. Ambos mantuvieron un encuentro breve. El dirigente abandonó Mareo tiempo antes de que lo hiciera el técnico, que ya no se encargará de la planificación deportiva este verano, pese a que todavía le resta un año de contrato que será rescindido a través de una negociación futura.

Su hermetismo habitual subió un grado en las últimas jornadas. El director deportivo gijonés viajó el domingo para presenciar en directo el encuentro en Ipurúa, pero no se dejó ver como en otras ocasiones. Ocupó una butaca en un palco, junto a Lora, Whalley y Nacho Cases, alejado de los focos, desde donde sufrió una jornada que terminó por decidir su destino, sellado por una malísima planificación diseñada junto a Abelardo. Oficialmente, el club insiste en mantener un orden protocolario en su manera de abordar la situación del máximo responsable de la parcela deportivo. La hoja de ruta expuesta contempla una reunión en estos próximos días -dependerá del regreso de Javier Fernández de Madrid, que podría producirse esta tarde-, en la que el consejo le pedirá explicaciones por el pobre rendimiento de la temporada. A partir de ahí, los dirigentes tomarán una decisión sobre su futuro, aunque esta resolución está adoptada desde hace tiempo y Nico Rodríguez, que ya lo sabe, no continuará en el Sporting.

A nivel interno, la prioridad en el club la marca la selección de un nuevo profesional, por delante de la situación del técnico gijonés. Javier Fernández y Ramón de Santiago, en ese sentido, se encontraban ayer en la capital. El proceso de selección de un nuevo director deportivo se ha acelerado en los últimos días y adoptará un ritmo frenético tras el desenlace anticipado de la temporada. Pero, pese a la premura, los dirigentes tampoco quieren tomar una decisión precipitada y errar el tiro, especialmente después de la experiencia del presente curso, sabedores de la complejidad que entraña una decisión de este calibre en un mercado muy engañoso y en el que abundan los ofrecimientos. A las oficinas de Mareo, de hecho, han llegado muchísimos en las últimas semanas procedentes de agentes e intermediarios, pero en principio no han sido tenidos en cuenta.

El consejo trabaja con el asesoramiento externo de un profesional que tiene un importante conocimiento de los perfiles de directores deportivos que ofrece el mercado. En la reducida lista que maneja el club figuran entre otros, como informó EL COMERCIO, Ramón Planes y Braulio Vázquez. Ambos tienen contrato en vigor con el Rayo Vallecano y el Valladolid, respectivamente. También se encuentra Óscar Perarnau y, como una alternativa de la casa, Juanjo González, quien se encuentra en Croacia con la selección española sub 17.

Etapa en el Espanyol

La trayectoria del primero, como la del tercero, está marcada por su etapa en el Espanyol, dando la alternativa como técnico a Mauricio Pochettino, al que acompañó también durante un año en el Tottenham Hotspur formando parte de la secretaría técnica del club londinense. Los dos últimos años fueron más complicados, pasando fugazmente por el Elche y, esta temporada, por el Rayo, donde no parece sintonizar mucho con el controvertido Martín Presa. Está en disposición de buscar una salida.

En Pamplona, mientras, aseguran que Braulio ya ha alcanzado un acuerdo con Osasuna para las dos próximas temporadas, aunque al igual que Planes está vinculado por contrato a otro club, en este caso el Valladolid, quien está dificultando su salida. La cuestión es que su fichaje sigue sin cerrarse y es uno de los perfiles que ha examinado el Sporting. No son los únicos directores deportivos que el club tiene en cartera, con algún nombre más, al que chequean su valía en ese viraje que la sociedad pretende dar a su gobierno deportivo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate