El Comercio
Sporting

«Hay que reflexionar y mucho», asegura Carmen Moriyón

Carmen Moriyón, alcaldesa de Gijón.
Carmen Moriyón, alcaldesa de Gijón. / Daniel Mora
  • Los hosteleros temen unas pérdidas de 30 millones al año «como mínimo» por la menor llegada de aficiones rivales a la ciudad

El retorno del Sporting a Segunda División era esperado pero no por ello menos doloroso. 24 horas después de confirmarse el desenlace más temido, la clase política gijonesa pone diferentes matices a las causas pero también a los derroteros por los que debe transitar el club en los próximos meses a fin de recuperar el terreno perdido.

La alcaldesa de Gijón, Carmen Moriyón, reconoció que no quería hacer un pronunciamiento en caliente, con el descenso aún muy reciente. Considera que es un día, como el anterior a las elecciones -deslizó- para pensar y ordenar las ideas. «Hay que reflexionar y mucho», aseguró en declaraciones a EL COMERCIO durante una visita institucional a Serín.

Dentro del equipo de gobierno, Jesús Martínez Salvador, concejal de Deportes, reconoce que se trata de un «descenso merecido» por los méritos deportivos del Sporting en la presente campaña y lanza un consejo como seguidor a los gestores: «La historia nos dice que el club ha conseguido los mayores logros apoyándose en Mareo».

El portavoz socialista en el Consistorio, José María Pérez, lamenta la pérdida que supone para la ciudad perder la categoría y pide, para la próxima campaña, «que se acierte en las decisiones que se adopten».

«Hay que estar con el Sporting en estos momentos», afirma la popular Sofía Cosmen, que pide unidad en torno al club y emplaza al consejo a «llevar a cabo las valoraciones que corresponden».

Respecto a eso, Aurelio Martín (IU) considera que el descenso en una consecuencia de la «mala planificación deportiva». Tesis que comparte Mario Suárez del Fueyo (Xixón si puede) que señala directamente a la propiedad como los causantes de la situación. En su opinión, el Ayuntamiento debe «abandonar la neutralidad» y buscar una fórmula para que el «avance en su propia identidad». José Carlos Fernández Sarasola, edil de Ciudadanos, destaca el daño que acarrea a la ciudad el descenso del Sporting.

El director general de Deportes, José Ramón Tuero, cree que es momento de poner el contador a cero y esperar que los nuevos responsables de la parcela deportiva «acierten con la tecla».

Joaquín Alonso, presidente de la Asociación de Veteranos, pide «tranquilidad» y actuar con la «cabeza fría» para no precipitarse en las decisiones que se adopten.

Desde la peñas, Víctor Sánchez (Unipes) considera que es el momento de «asumir responsabilidades», dejando bien claro que los únicos que no tienen culpa «son los aficionados». Jorge Guerrero, presidente de la Federación de Peñas, pide «aprender de los errores» y «volver a empezar» con otro proyecto.

La cartera también se resiente. «Va a suponer una pérdida de al menos 30 millones anuales», lamenta Otea, la patronal de hostelería y turismo asturiana. «El año pasado el partido contra el Betis atrajo a 3.000 aficionados, es mucho gasto en alojamiento y comida», explica su vicepresidente, Fernando Corral. «Ese turismo tiene un efecto de arrastre; si el hotel está lleno, gana más el panadero, el que transporta, todos. Pierde la ciudad y pierde la región», señala.

«Luego está el valor intangible, el situar a la marca Gijón en un campeonato de reconocimiento internacional; el nombre de la ciudad está en muchos sitios», afirma el representante de Otea.

«Estar en Primera te enfrenta con capitales de provincia, ciudades más grandes que te traen a más turistas; no es lo mismo jugar contra el Madrid que contra la Ponferradina», explica Carmen Moreno, gerente de la Unión de Comerciantes. Recuerda una feria de stocks que coincidió con una visita del Athletic. «Pusimos un anuncio en un periódico de Bilbao; a la hora del partido, los hombres del fútbol marchaban y luego volvían a por sus señoras». Calcula que «si aquel día entraron 12.000 personas, unas 2.000 llegaron por el fútbol».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate