El Comercio
Sporting

sporting

Rubi: «Si están convencidos de que somos gente válida para el nuevo proyecto, adelante»

fotogalería

Rubi, esta mañana, siguiendo el entrenamiento rojiblanco. / Aurelio Flórez

  • «Los acontecimientos se precipitan y todo lo que tenga que ser, será. Para mí es un verdadero privilegio estar o haber estado aquí», afirma el entrenador del Sporting

«Los acontecimientos se precipitan y todo lo que tenga que ser, será. Para mí es un verdadero privilegio estar o haber estado aquí». Rubi no se descartó esta mañana para el futuro proyecto del Sporting, marcado por la llegada de un nuevo director deportivo, pero reconoció que «si están convencidos de que tienen gente válida con nosotros, adelante. Si no hay convencimiento, no, porque esto lleva al fracaso».

La rueda de prensa del entrenador catalán estuvo marcada por su futuro, con el Betis en un segundo plano, confirmando Rubi que «no se me ha citado desde el club y todavía no hay noticias» sobre su situación, que queda a criterio del futuro máximo responsable de la dirección deportiva.

El todavía técnico del Sporting evitó ligar su futuro al de Nico Rodríguez, a quien se le busca sustituto y que fue el responsable de su contratación en enero: «Sabemos cómo funciona esto y que él a lo mejor un día me tendría que cesar o que, por el contrario, yo siguiera y él no. Eso forma parte de la normalidad de esto».

En relación al partido, Rubi aseguró que «quiere ganarlo» y sobre este argumento enmarcó sus decisiones de mantener su rutina de entrenamientos a puerta cerrada, deslizando que mantendrá su once de gala. A nivel de plantilla reconoció de algún jugador concreto que «quizá esperaba algo más», pero sostuvo que «en general es una buena plantilla y para Segunda es excelente, aunque habrá que buscar algún retoque».

Preguntado por Traoré defendió que «tiene mejores condiciones de las que ha demostrado» y sobre el mercado invernal, en el que llegó el delantero, además de Elderson y Vesga, dijo que «buscábamos protegernos un poco en defensa y gol en ataque».

Rubi también fue cuestionado sobre si hubiera conseguido el objetivo con más margen de maniobra. El técnico mantuvo una posición ambigua y determinó que «habiendo cogido el equipo desde el principio lo habríamos sacado adelante, porque si no digo esto me vendería como un mal entrenador, pero también asumo que los 18 puntos que hemos hecho desde que estoy son insuficientes». Y como premisa fundamental en su trabajo mantuvo que «no me apasiona nada entrar en mitad de la temporada y lo considero más complicado».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate