El Comercio
Sporting

sporting

«Hay que cambiar el chip y ser positivos para el año que viene»

video

Los seguidores rojiblancos y los verdiblancos fortalecieron sus vínculos en un ambiente menos festivo del deseado por ambos / Pañeda

  • Quini, estrella del VI Día de las Peñas organizado por Unipes, trató de animar a la afición sportinguista, que fortaleció sus lazos con los seguidores béticos

Pasan los años y cambian los estados de ánimo en función de los resultados, pero hay algo que permanece inalterable en el sportinguismo. La simpatía y admiración que despierta Quini es uno de los factores de unión entre los aficionados rojiblancos, que volvieron a mostrar su cariño en el VI Día de las Peñas a ‘El Brujo’, que trató de corresponder a ese afecto intentado animar a los seguidores del conjunto gijonés en un momento complicado tras el descenso a Segunda División.

“Son fechas duras”, reconoció Víctor Sánchez, presidente de Unipes, la asociación encargada de organizar la gran fiesta de la afición sportinguista, hoy descafeinada por el adverso momento deportivo. Recién superadas las doce del mediodía, con el hilo musical de la gaita, Quini apareció y se dispararon las peticiones de los aficionados para hacerse una foto con él. “Hay que cambiar el chip automáticamente. Cambiarlo y ser positivos para el año que viene. Me duelo ver el campo lleno cada domingo y descender, el año que viene espero que se cumpla el deseo de volver a Primera, los que más lo merecéis sois vosotros”, expresó el legendario ariete, que justificó la ausencia de jugadores y miembros de la directiva en el recinto ferial Luis Adaro, lugar de la reunión, achacádolo al “momento delicado” que viven.

“La afición que tiene el Sporting no la hay en el mundo entero”, indicó orgulloso ‘El Brujo’ tras recibir una ovación similar a la que se llevó al pronunciar esas palabras y desencadenar el “ahora Quini ahora” tantas veces gritado en El Molinón. El responsable de relaciones institucionales del club rojiblanco fue el único representante de la entidad tras la ausencia de Javier Fernández “por una cuestión de prudencia y para no elevar la crispación”, como expresó el máximo mandatario en una carta leída por Víctor Sánchez y recibida con el cántico “directiva dimisión” entre los presentes.

En un acto que condujo el periodista Juan Ahuja y sirvió para entregar los premios para las peñas tras las competiciones disputadas entre ellas a lo largo de la temporada, los seguidores rojiblancos y los verdiblancos fortalecieron sus vínculos en un ambiente menos festivo del deseado por ambos. Recibido con aplausos y cánticos de “‘musho Betis”, Juan de Dios Álvarez, presidente de la Federación de Peñas Béticas, ronco por la despedida de soltero de su hija en la víspera, lamentó el descenso e indicó que le hubiera gustado que el duelo de esta tarde en El Molinón fuese “un partido para disfrutar”.

“Bajamos con 25 puntos y ahora estamos aquí en Primera, que parecía impensable que ocurriese tan rápido. Os esperamos, puxa Sportin y viva ‘er Beti’”, concluyó en su alocución Juan de Dios Álvarez, exponente de la hermandad entre ambas aficiones, acentuada con los desenlaces de las dos temporadas precedentes. “Estuve en el Villamarín y fue lo más grande que me pasó”, recordó el vicepresidente de la peña Los Escalones, que confiesa orgulloso su fidelidad al equipo durante la década en Segunda y no duda al señalar que “el problema está dentro y lo fácil es cambiar a los jugadores, pero hay que ir más arriba”.

“El descenso ya estaba asumido y, ya que el partido de hoy no sirve para nada, al menos vamos a pasarlo bien”, expresó Jesús Victorero, de la peña Manín de Lastres, antes de unirse a una fiesta en la que se le entregó el premio Mañana Saldrá El Sol a la Escuela de Fútbol de Mareo en Logroño. Su director, David Sierra, confesó el sueño de que uno de sus jugadores llegue a debutar en El Molinón y quiso que recogiese el premio el cadete Diego Bartolomé, desde los cuatro años en el vivero riojano, que la próxima temporada se trasladará a Gijón para seguir con su formación. Al recinto ferial también acudió el concejal de Deportes gijonés Jesús Martínez, que se deshizo en elogios hacia la afición rojiblanca y se mostró a disposición de Unipes, encargada de vertebrar una jornada de encuentro entre el sportinguismo y su hermanada afición bética, que también profesó su afecto a Quini. El ‘Brujo’ se despidió como llegó, entre muestras de cariño y una ristra de fotos para inmortalizar el momento.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate