El Comercio
Sporting

SPORTING

Sporting | El último partido se juega en las gradas

fotogalería

Xavi Torres, con el balón, durante un ejercicio en el último entrenamiento del Sporting. / DAMIÁN ARIENZA

  • El Sporting echa el cierre al curso entre protestas de la afición y la frustración por el descenso

  • El 'Día de las Peñas', organizado por Unipes, abrirá una jornada que estaba ideada como una gran celebración junto a los invitados béticos

El peor de los desenlaces para el Sporting se hizo realidad hace siete días. Una semana ha transcurrido desde que el conjunto rojiblanco se convirtió en equipo de Segunda División a falta de una jornada para el final de la temporada. Esta tarde (17 horas) el cuadro de Rubi cierra la campaña con un partido ante el Betis que se presumía como una fiesta para las aficiones de ambos equipos, pero que estará salpicado por protestas de la afición hacia los gestores de la entidad.

El calendario volvió a ser caprichoso con el Sporting cuando situó la visita del Betis a Gijón en la última fecha de la competición. Después de las dos últimas campañas, en las que los verdiblancos se cruzaron en el camino de los gijoneses, tocaba agradecer a los andaluces la profesionalidad demostrada el año pasado ante el Getafe. El hermanamiento de ambas aficiones, unas horas antes del comienzo del encuentro es el plan ideado, aunque el descenso empañará cualquier celebración. Aún así, a partir de las 11 horas en el Recinto Ferial, se celebrará el VI Día de las Peñas donde entre otras actividades se entregará el Trofeo 'Mañana saldrá el sol'. Al acto acudirá en representación del club, Quini, que intentará calmar los ánimos de los seguidores a los que se les ha terminado la paciencia con la presente campaña. La Unión de Peñas Sportinguistas (Unipes), organizador del festejo, anunció a lo largo de la semana su apoyo a las protestas que se llevará a cabo durante el partido.

Las críticas darán comienzo a las 15.30 horas, en la puerta del aparcamiento de El Molinón, coincidiendo con la llegada de los dos equipos. Además, durante el partido se producirá una pañolada de tres minutos por cada uno de los descensos acontecidos durante la etapa de Fernández en el club. Por último, varios aficionados no abandonarán sus asientos para protestar durante un cuarto de hora al término del encuentro contra la gestión.

Arranca el nuevo proyecto

El año en el que el consejo de administración se había marcado para relanzar el proyecto, el Sporting se desplomó el año de la permanencia más barata. Un desenlace tan duro como esperado después de los números cosechados por el cuadro gijonés desde la cuarta jornada de la Liga, cuando el equipo cayó en picado hasta las posiciones de descenso que no puedo abandonar.

Pese al varapalo y mientras el Leganés y el Deportivo celebraban la salvación, Javier Fernández comenzó a planificar la próxima temporada. El máximo accionista vuelve así a liderar un proyecto cuyo principal objetivo no es otro que regresar a Primera División lo antes posible.

Se presenta así un verano con un arduo trabajo por delante. El primer paso de los dirigentes es encontrar al sucesor de Nico Rodríguez, que será destituido, salvo giro inesperado, la próxima semana, como responsable de la parcela deportiva. Tal y como aseguró el presidente de la entidad, la primera decisión que tendrá que tomar el nuevo secretario técnico será la de elegir al próximo entrenador del Sporting, ya que Rubi no continuará en el banquillo.

También se espera una pequeña revolución en el vestuario. Y es que la principal fórmula que se quiere llevar a cabo en las oficinas de Mareo es la de recuperar la señas de identidad de un club que siempre se ha servido de su cantera para lograr los mayores éxitos deportivos de su historia.

Dicha transformación del equipo tiene un inconveniente. El próximo técnico rojiblanco se encontrará en el vestuario a 22 futbolistas con contrato en vigor. Douglas, Elderson, Vesga, Burgui, Cop, Afif y Traoré son los siete hombres que una vez que concluya la presente campaña regresarán a sus respectivos clubes después de cumplir su año de cesión en Gijón. A ellos hay que sumar a Xavi Torres. El centrocampista firmó por una temporada con el Sporting y, salvo sorpresa, el próximo 20 de junio quedará libre. Para alguno de ellos, el choque de hoy será su particular despedida. En cuanto al resto de los jugadores, su futuro dependerá de las decisiones que tomen tanto el director deportivo y como el entrenador para confeccionar la próxima plantilla.

El Sporting deja atrás la Primera División con una de las puntuaciones más bajas de su historia en la categoría. El conjunto rojiblanco regresa así a los infiernos dos años después de que en el Benito Villamarín estallara la locura con aquel inolvidable gol de Caballero al Girona.

La división de plata es el nuevo hogar del Sporting. La estancia en Segunda supone un gran cambio en la parcela económica de la entidad. Los números de la próxima campaña poco se asemejarán a los de la presente temporada. Como ejemplo, el club recibirá nueve millones por derechos de televisión en vez de los 40 que ha percibido este año.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate