El Comercio
Sporting

La afición aboga por recuperar las señas de identidad y trabajar sobre la base de Mareo

  • Las 112 opiniones, una por cada año de historia del club, recogidas por EL COMERCIO, coinciden en la necesidad de implantar cambios en la gestión

La afición ha hablado y lo ha hecho con nitidez. A lo largo de los últimos días, EL COMERCIO ha publicado las opiniones de 112 sportinguistas, procedentes de diferentes ámbitos profesionales, que tienen en común el amor por unos colores. El deseo de todos no solo es volver a ver al Sporting en Primera División sino hacerlo con un proyecto de largo alcance y que recupere las señas de identidad sobre las que se ha sustentado siempre la historia del club.

Entre los consultados existe consenso a la hora de marcar el trayecto que debe seguir la entidad para recuperar de nuevo el terreno perdido: «Tirar de la cantera y construir el futuro en torno a la Escuela de Fútbol de Mareo». No puede repetirse, comparten muchos de los encuestados, la experiencia de la temporada recién finalizada. No entiende la afición que un club tan vinculado a su semillero haya firmado 16 incorporaciones externas, fracasando la casi totalidad.

No es extraño que una parte importante de los seguidores apunten a la figura de Nico Rodríguez, como máximo representante del área deportiva. Su política no fue la acertada a ojos de la hinchada.

Un porcentaje importante de los seguidores consultados reparte las culpas con la gestión. En concreto, señalan al consejo de administración y en particular a Javier Fernández, como representante de la propiedad. Existe el convencimiento de que los casi 23 años en los que el club ha sido administrado por la familia Fernández ha sido un lastre para la entidad, que ha jugado más tiempo en Segunda que en la máxima categoría durante este tiempo.

Entre los exfutbolistas rojiblancos requeridos para participar en esta encuesta, la mayor parte consideran que es imprescindible tener claro el proyecto que se quiere promover, teniendo en cuenta siempre la importancia de Mareo.

Es general, la tesis es que el Sporting de la última etapa ha perdido de vista su identidad y eso ha supuesto cierta ruptura con la masa social que, a pesar de los malos resultados, siempre ha mostrado su apoyo al equipo durante una temporada frustrante por la sucesión de malos resultados que acumuló el equipo. En este sentido, juzgan «imprescindible» una mayor presencia de futbolistas de la casa por considerar que «sienten más los colores y el escudo que defienden», dicho de otro modo, un mayor compromiso. La gente quiere al Sporting de siempre para recuperar la ilusión perdida en el último año.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate