El Comercio
Sporting

El club asume que tendrá que pasar unos días sin director deportivo

Nico Rodríguez, la semana pasada en Mareo.
Nico Rodríguez, la semana pasada en Mareo. / DANIEL MORA
  • Nico Rodríguez está cerca de su desvinculación y en Mareo consideran que necesitan un poco más de margen para fichar a su sustituto

El Sporting asume que tendrá que pasar unos días descabezado deportivamente, mientras busca un nuevo líder sobre el que levantar la estructura del próximo proyecto. El todavía director deportivo rojiblanco, Nico Rodríguez, está muy próximo a su desvinculación, que podría oficializarse en estas próximas horas, mientras que el consejo trabaja a marchas forzadas en cerrar la incorporación de su sustituto. Aunque la intención que se manifestaba desde un inicio era la de rescindir el contrato del técnico únicamente cuando se hubiera cerrado la contratación del nuevo, las sensaciones que se transmiten ahora desde el Sporting es que muy posiblemente habrá que pasar unos días sin un director deportivo en la casa.

No es algo, por otra parte, que se asuma como un contratiempo importante. El club sostiene que cuenta con alternativas que podría cerrar en un periodo breve, pero quiere afinar el tiro y no tomar una decisión precipitada.

La demora en la salida de Nico Rodríguez, en ese sentido, se debe a que el técnico ha estado en las últimas horas volcado en cerrar la documentación de los contratos de las cesiones, formalizando pagos, y cumplimentando trámites de la partida de jugadores. Al mismo tiempo, el todavía director deportivo rojiblanco se encuentra pendiente de encontrar destino. En Valladolid le vinculaban ayer al club pucelano, tras la partida de Braulio Vázquez a Osasuna, pero su incorporación se descartaba a última hora de la tarde, según fuentes cercanas a la entidad que preside Carlos Suárez, quien manejaría otras opciones.

Expectante a la llegada de un nuevo director deportivo se encuentra Antonio Gómez, quien llegó esta temporada a Mareo como hombre de confianza de Nico Rodríguez, pero que, salvo un cambio de última hora, ligará su futuro a las decisiones que adopte el nuevo máximo responsable del proyecto para conformar su grupo de trabajo.

Con la negativa de Óscar Perarnau, el club se concentra ahora en avanzar terreno con otras opciones, entre las que se encuentra Antonio Fernández, con un brillante currículo, además del exfutbolista Juanjo González y Ramón Planes, con un año más de contrato en el Rayo Vallecano, aunque estos dos últimos han quedado en un segundo plano, pero sin llegar a descartarse. El Sporting mantiene abiertos todos los escenarios.

Vizcaíno y Juanan Pérez

También se han valorado en las conversaciones los nombres de David Vizcaíno, segundo de Arnau en el Málaga, y Juanan Pérez, ayudante de Miguel Torrecilla en el Betis. Estas dos alternativas están desde el principio sobre la mesa del Sporting y, aunque hasta hace poco se valoraban por encima de ambas otras posibilidades, lo cierto es que las referencias que ha recopilado el club de los dos son muy positivas. Son técnicos con ganas de crecer en su trayectoria y muy respetados dentro del gremio.

El primero llegó a Málaga tras una etapa en el Liverpool como ojeador, responsable directo de operaciones como la de Iago Aspas o Alberto Moreno. En la Costa del Sol también se le achaca el fichaje de Jony, cerrado meses antes de que concluyera la pasada temporada y que enrareció todavía más la relación entre Nico Rodríguez y Abelardo. Cuando se enroló en el Málaga acordó, además, quedar liberado si se presentara una opción para volar en solitario.

La alternativa de Juanan Pérez, por su parte, parece más complicada, aunque también está en la cabeza de los dirigentes rojiblancos. Está muy bien considerado por Miguel Torrecilla, pero, de momento, parece cómodo en Heliópolis, a donde llegó desde el Atlético.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate