El Comercio
Sporting

Javier Fernández medita ya el próximo paso en Gijón

  • El presidente rojiblanco regresó ayer a última hora de la tarde de su viaje a Madrid, donde afinó en la selección del nuevo director deportivo

Javier Fernández, presidente del Sporting, regresó ayer por la tarde, por carretera, de su viaje a Madrid, donde había permanecido desde la mitad de la semana manteniendo distintos contactos para afinar en la elección del nuevo inquilino de la dirección deportiva del club rojiblanco, así como con algunos miembros de la Liga de Fútbol Profesional para estudiar otras cuestiones relativas a la nueva temporada en Segunda.

El dirigente llegó a última hora del día a Gijón, mientras que Ramón de Santiago, que también le acompañó en estas gestiones, se desplazó directamente hasta su domicilio en Sevilla. Ambos volverán a reunirse la próxima semana, cuando se espera alguna novedad. De momento, el club ya ha formalizado la rescisión de contrato de Nico Rodríguez, que únicamente está pendiente de la firma del presidente y del director deportivo para que sea oficial.

De forma paralela, el dirigente rojiblanco mantiene su prudente hoja de ruta, en la que se ha tomado un margen para recopilar toda la información posible de la reducidísima selección de principales candidatos que maneja. El club, que está siendo asesorado por varios profesionales, entre ellos uno que posee un conocimiento especial de este complejo mercado, ha recibido infinidad de ofrecimientos en las últimas semanas, incluso mucho antes de que se resolviera la temporada para el equipo, pero el Sporting ha querido afrontar de forma directa esta gestión, en la que una de las principales opciones era Óscar Perarnau, quien parece tentado por una importante oferta del extranjero.

El club estaría en disposición de cerrar la contratación de un nuevo profesional en cualquier momento, pero quiere hacerlo con una alternativa convincente tras la experiencia de los dos últimos años con Nico Rodríguez, lo que ha multiplicado la prudencia en torno a esta elección, de la que están expectantes varios profesionales de este gremio, alguno llegando a ofrecer sus servicios para el nuevo proyecto rojiblanco en primera persona.

El futuro entrenador

El nuevo director deportivo será el encargado de elegir al futuro entrenador del proyecto, una decisión de la que está pendiente Rubi, quien permanece en la ciudad hasta que concluya el curso escolar de su hijo. Ayer, de hecho, algunos miembros de su cuerpo técnico todavía se dejaron ver por Mareo para recoger algunas de sus pertenencias. El futuro de Antonio Gómez, ayudante de Nico Rodríguez hasta ayer, también está estrechamente ligado a la designación del nuevo director deportivo, quien formará su equipo de trabajo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate