El Comercio
Sporting

Los «cambios» en el Betis no cogieron por sorpresa a Setién

Resultó extraño en ese momento y esclarecedor, a toro pasado, que Miguel Torrecilla no estuviera en la presentación de Quique Setién como nuevo inquilino del banquillo betico el pasado viernes. Por entonces, el club verdiblanco y el técnico salmantino ya habían alcanzado un acuerdo para su desvinculación poniendo fin a una relación de apenas un año. El preparador cántabro reconoció ayer en Sevilla que no le cogió por sorpresa la marcha de Torrecilla, ya que conocía de antemano que este movimiento se podía producir.

«Ya estaba informado de esta situación y ya sabía que se podía producir, no me ha cogido de sorpresa. He hablado con él y he sentido mucho que se vaya, pero como todos. El club es tan grande que una persona no es tan importante cuando además su trabajo ha quedado ahí. La comunicación que voy a tener con Serra Ferrer va a ser la misma que iba a tener con Torrecilla. No habrá problemas. A todos nos hubiera gustado que hubiera seguido, eso está claro», declaró el preparador cántabro, que dejó Las Palmas después de una temporada convulsa en la que el equipo se dejó ir en el tramo final, una vez confirmado que el entrenador no seguía en el cargo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate