El Comercio
Sporting
Iván Cuéllar.
Iván Cuéllar.

sporting

Un Sporting de contrastes en Segunda

  • Solo cinco jugadores de la actual plantilla superan el centenar de encuentros en la división de plata

  • Torrecilla trasladó desde su llegada a Gijón su plena confianza en el actual bloque. «Están preparados para el objetivo», resume

«La mayoría de la plantilla está preparada para el objetivo que tenemos en mente». Miguel Torrecilla aterrizó la semana pasada en el Sporting con la clara intención de devolver al club a Primera División. El proyecto que lidera el salmantino pasa por perfilar el grupo con media docena de fichajes y aprovechar el grueso de la actual plantilla para que la aventura en la categoría de plata sea lo más breve posible.

El director deportivo se encuentra en plena búsqueda del técnico ideal para liderar el vestuario. Con Paco Herrera en la recámara, Miguel Torrecilla comenzará a estudiar el futuro de varios de sus jugadores, principalmente los de Jorge Meré, que se encuentra con la selección sub 21, y Carlos Castro, cuyo compromiso finaliza en el 2018.

En la actualidad, la primera plantilla del Sporting está compuesta por 22 futbolistas con contrato en vigor. Tres porteros, ocho defensas (incluyendo al versátil Isma López), nueve centrocampistas y dos delanteros, que entre todos suman un total de 1.315 encuentros en la división de plata como experiencia. Mientras que Carlos Carmona es el hombre con mayor experiencia en la categoría, Julio Rodríguez, cedido en Inglaterra, y Amorebieta, no saben lo que es jugar en Segunda en España.

La experiencia marcará la portería rojiblanca. Con el futuro de Cuéllar en el aire, pese a que el jugador aseguró días atrás que estaría encantado de cumplir los dos años de contrato en el Sporting, Whalley y Mariño suman tres años de veteranía en la categoría. El primero jugó en el Zaragoza y en el Huesca. Pero fue en su segunda campaña en el cuadro maño cuando sumó de 19 partidos. En el Villarreal, sobre todo en el filial, con 72 encuentros, es donde Mariño conoció la Segunda División.

Por su parte, Cuéllar es uno de los cinco futbolistas con más vivencias de la plantilla. El guardameta llega a los 140 duelos en cuatro campañas. Una de ellas en el Eibar, el año del ascenso de Preciado, y las otras tres en la última odisea rojiblanca en el infierno.

En la línea defensiva rojiblanca se mezclan las experiencias vividas. Si Julio y Amorebieta no conocen la categoría en España, Babin, Lora y Canella tienen en su haber cuatro campañas cada uno. El central francés es el hombre que más partidos acumula en la zaga con un total de 146. Todos ellos los disputó con el Alcorcón, equipo en el que coincidió con Nico Rodríguez que ejercía como director deportivo.

Babin es el único central con experiencia porque el cuarto zaguero en discordia es Meré que suma cinco encuentros en Segunda. En dicha división, el asturiano debutó con el primer equipo rojiblanco. Fue en el año del ascenso, cuando Bernardo y Luis Hernández eran los centrales titulares.

El podio de jugadores con más minutos en la defensa lo completan Canella (124) y Lora (106) que también superan los cien partidos. Ambos lo hicieron con la camiseta rojiblanca en sus últimas dos etapas en Segunda.

Carmona suma 7 campañas

En el centro del campo llama la atención los 213 enfrentamientos que acumula Carlos Carmona. El extremo derecho tiene un amplio bagaje en la competición. En Valladolid disputó sus primeros minutos en la 2005-06 con 15 partidos, de allí pasó por el Recreativo y el Barcelona B antes de recalar en el Sporting. Con la camiseta rojiblanca suma 105 duelos en tres campañas. Pese a que es un hombre que suele tener más protagonismo en las segunda parte de las temporadas, el mallorquín está llamado a ser uno de los líderes.

El lado opuesto lo ocupan Dani Ndi, Álvaro Bustos y Víctor Rodríguez. Los tres tan solo han disputado un año en Segunda División. En el caso del gijonés, cerrará su debut en la competición el próximo domingo con el Mirandés en una campaña que terminará con el descenso del cuadro burgalés. El caso de Ndi se queda en 21 encuentros que disputó el año del ascenso con Abelardo, mientras que Víctor Rodríguez completó una temporada con el Zaragoza. Fue la única de su vida en la división de plata. Desde entonces, el catalán suma tres descensos consecutivos con el Elche, Getafe y Sporting.

Otro de los hombres que tendrá que comandar el vestuario es Sergio Álvarez. El avilesino es el ejemplo a seguir por los más pequeños en Mareo. A diferencia de su compañero de fatigas, Nacho Cases, el rojiblanco suma dos temporadas en Segunda, una menos que el gijonés porque le tocó regresar al filial, con Abelardo de entrenador, antes de afianzarse en el primer equipo.

En cuanto a la parcela ofensiva, los goles, a día de hoy, serán para Borja Viguera y Carlos Castro. Dos casos bien distintos en Segunda División. Mientras que el asturiano disputó 30 partidos en la temporada del ascenso, la trayectoria de Viguera ocupa seis años de su carrera deportiva como profesional. La Real Sociedad, el Nástic de Tarragona y el Alavés son los equipos en los que militó el ariete riojano. Su mejor versión la ofreció hace tres años en el Alavés, cuando participó en todos los partidos de la competición y anotó 25 goles, con los que logró el pichichi de la campaña.

El rol del delantero centro en el Sporting poco se asemeja al que desarrolló en su etapa en Vitoria. El cambio de categoría podría favorecerle, pero para ello deberá dar un paso adelante para hacerse con la titularidad.

Todo ello dependerá del próximo entrenador rojiblanco. La persona que ocupe el banquillo será el encargado de confeccionar la plantilla junto a Miguel Torrecilla y de decidir el futuro de los jugadores que forman la plantilla.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate