El Comercio
Sporting

La afición del Girona se acuerda del Sporting en la celebración de su ascenso

El Girona celebró ayer el ascenso a Primera por todo lo alto con su afición en un recorrido por su ciudad que acabó con parlamentos en la plaza del ayuntamiento, donde hubo cánticos contra el Sporting, entonados por aficionados, recordando el descenso de los gijoneses a Segunda División. La herida, que se generó en la última jornada de la temporada 2014-2015, cuando los catalanes fueron incapaces de ganar al Lugo y propiciaron el ascenso del Sporting, que goleó al Betis, no parece haber cicatrizado.

La fiesta empezó con un recorrido por las principales calles de la ciudad catalana. Los jugadores se subieron a un autocar descapotable que les llevó hasta la plaza del ayuntamiento, donde les esperaban varios miles de personas. La primera en hablar fue la alcaldesa de Girona, Marta Madrenas, que elogió a los jugadores y a los aficionados: «Es un orgullo para todos lo que consiguieron estos chicos. Tenemos un equipo y una ciudad de Primera», manifestó. El entrenador, Pablo Machín, habló sobre la evolución del club en estos años y el aumento de gente en la ciudad que apoya al equipo. «Estoy orgulloso de haber conseguido hacer que mucha gente sea del Girona de verdad», asumió.

Mientras, los capitanes, en medio de toda la euforia, con cánticos que hacían referencia al Lugo y al Sporting, según Efe, cumplieron con el protocolo y agradecieron la ayuda de la afición, concluyendo que van a dar guerra a Barcelona y Real Madrid la próxima temporada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate