El Comercio
Sporting
Javier Fernández, presidente del Sporting, con Rubén Pérez, representante de Tesla.
Javier Fernández, presidente del Sporting, con Rubén Pérez, representante de Tesla. / AURELIO FLÓREZ

SPORTING

El Sporting cambia Gijón por Tesla

  • El compromiso con la empresa de energía será por un año, con opción a un segundo, por una cantidad cercana a los 450.000 euros que aportaba el Ayuntamiento en Segunda División

  • Será la primera vez en la historia del club en que su camiseta lleve publicidad privada

El Sporting acordó en las últimas horas que la firma asturiana Tesla Management, relacionada con el sector de las energías renovables y también vinculada a la alimentación, luzca como patrocinador principal en su camiseta durante la próxima temporada, una información adelantada por ELCOMERCIO.es. «Esperemos que sea una relación duradera y un éxito para todos. Era un reto importante para nosotros encontrar un inversor privado porque finalizaba el contrato con el Ayuntamiento después de tantos años de patrocinio. Y hemos encontrado el socio perfecto», bendijo Javier Fernández, presidente del Sporting, en la firma del acuerdo, gestado en la noche del jueves, aunque se había incubado con una negociación en las «últimas semanas».

El compromiso, según explicaron los portavoces de esta compañía que sellaron el acuerdo ayer a mediodía con los dirigentes rojiblancos en Mareo, podría ser ampliable al siguiente curso si las dos partes están satisfechas con la relación y consideran un matrimonio más duradero. «Queremos trabajar año a año, día a día, para que la gente vea que esta relación nuestra crea valor», explicó Rubén Pérez, presidente y representante de Tesla, que lucirá como 'Teslacard' (uno de sus servicios) en la rojiblanca. «Las conversaciones son fluidas y veremos a ver hasta dónde llega el acuerdo», prosiguió en una rueda de prensa que se escenificó en el salón de reuniones de Mareo, precedida del simbólico acto de la firma.

De forma paralela, el Ayuntamiento emitía un comunicado para dar oficialidad a lo que ya era un secreto a voces desde hacía tiempo, confirmando que el acuerdo por el que Gijón luce desde hace años en la parte frontal de la elástica rojiblanca se extinguirá el próximo 30 de junio. Hacía tiempo que había partidos políticos, en cualquier caso, que pedían la finalización de esta relación comercial, con el Ayuntamiento como patrocinador solitario desde 2012, cuando el Principado de Asturias decidió cancelar su compromiso, para destinar esta partida a otras cuestiones.

«Las actuales circunstancias hacen que el convenio no sea prioritario para el Ayuntamiento, que destinará esa cantidad al fomento del deporte base», agregó el consistorio gijonés en una nota, aunque dejó la puerta abierta a la continuidad del nombre de la ciudad, con alguna fórmula, en otro sitio de la camiseta: «Teniendo en cuenta la deuda histórica que el club tiene con la ciudad, la imagen de Gijón seguirá estando presente en el estadio, equipación y soportes de la Liga, aunque ya no como patrocinador principal».

La firma del acuerdo no estuvo exenta de polémica por el anuncio de la cancelación -en la misma franja horaria del final de la mañana y adelantada también por este diario- del macroconcierto que se había proyectado este verano en El Molinón y que había organizado esta empresa junto a Metropoli, condicionando de forma evidente las obras en el césped del estadio. Tesla justificó la suspensión de este espectáculo, que se había previsto para el próximo 23 de julio, con el argumento de no dañar el verde de El Molinón. «Si hacemos el espectáculo en El Molinón, el proyecto deportivo puede tener problemas a lo largo del año y cancelamos el concierto», aseguró Rubén Pérez.

A esta empresa estaban vinculados los exrojiblancos Fredi, Urbano y Aira, aunque en la actualidad ya no forman parte de ella. Junto al propio Pérez, los tres habían participado en una empresa gallega de biocombustibles, ya quebrada, que tenía una deuda de 15 millones de euros con el fisco, según informaron a comienzos de año algunos medios. La apuesta de Tesla por el club gijonés, en todo caso, parece fuerte en una coyuntura bastante compleja de rentabilizar con el descenso de categoría, sabedor de que será el primer inversor privado que estampa su nombre en la camiseta del Sporting en toda su historia, que solo ha conocido a Cajastur -que en aquel momento era una entidad pública-, el Principado de Asturias y Gijón. «Estar en el pecho de esta camiseta probablemente sea lo mejor que nos ha pasado como empresa», sostuvo Rubén Pérez, quien acentuó el componente histórico del momento: «Será la primera vez que una empresa privada está al lado de este escudo. Creo que es histórico, ya nunca se va a ver y habrá sido Tesla».

Adelanto de una cantidad

El Sporting, que ha tenido al vicepresidente Javier Martínez como hombre fuerte en estas gestiones, se garantiza así la presencia y el retorno económico, prácticamente inmediato, de un patrocinador principal en un escenario difícil de rentabilizar.

El atractivo de Segunda es más reducido para las firmas interesadas en darse a conocer a través del fútbol nacional. De hecho, la Liga presta algún servicio de búsqueda de patrocinadores, pero en líneas generales es un mercado menos llamativo para generar ingresos y el club había presupuestado en unos 300.000 euros el tintado de su camiseta. En la firma del contrato con el Sporting, en ese sentido, Tesla ya abonó una cantidad muy importante del patrocinio al club, del que no han trascendido cifras, aunque se estima que será una cantidad muy similar a la que se percibía del Ayuntamiento en Segunda, cercana a los 450.000 euros por año, pero sin las particularidades del contrato con el consistorio en cuanto a cesión de entradas y otras cuestiones. El Sporting manejaba alguna opción más, aunque la de Tesla era muy superior a cualquiera desde el punto de vista económico, con unos compromisos de pago muy definidos y la posibilidad abierta de la rescisión.

«Queremos agradecer al Ayuntamiento todos estos años de ayuda y colaboración con el club hasta que al final hemos conseguido que no tengan que aportar más dinero. El Ayuntamiento era conocedor de este acuerdo, que llevamos semanas negociando, y ayer -por el jueves- alcanzamos un principio de acuerdo. De ahí la celeridad para presentarlo», explicó Javier Fernández, quien también anticipó un futuro entendimiento para que Gijón siga formando parte de la elástica. La puesta de largo oficial, con el nombre de Teslacard impreso en la camiseta, tendrá lugar próximamente en un contexto más idóneo y cuidado, y que coincidirá presumiblemente con la presentación de la nueva indumentaria de Nike, en el mes de julio, para la temporada 2017-2018.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate