El Comercio
Sporting

De un problema en El Molinón, a una oportunidad con el patrocinio de Tesla

Hace varias semanas, el Sporting estaba metido en un callejón sin salida. El concierto que habían programado Tesla y Metropoli, con el visto bueno del Ayuntamiento de Gijón, que ostenta la propiedad del estadio y tiene derecho a disponer de El Molinón en algunas fechas del año, había dejado al club gijonés en una posición delicada. La obra que había proyectada para el cambio del césped en el estadio chocaba de forma frontal con la celebración de un macroconcierto en mitad del verano, con un riesgo serio de afectar el desarrollo del levantamiento del verde, por lo que el Sporting consideró alternativas, como el tepe, con peores resultados, aunque con una obra de ejecución más sencilla, por encima de la resiembra con tratamiento existente, la fórmula más adecuada para los técnicos que habían hecho un estudio y la finalmente elegida, pero que necesita un margen mayor.

En esa búsqueda de soluciones, en la que el Sporting salía como la parte peor parada y el ritmo de venta de entradas para sus promotores era muy inferior a lo esperado, esta empresa relacionada con el sector de las energías renovables y también vinculada a la alimentación, se postuló como un potencial patrocinador. El acuerdo se alcanzó después de unas semanas de contactos, en las que el club desechó alguna alternativa más.

La propuesta de Tesla es muy ventajosa para el Sporting, que, como el resto de clubes, se adentraba en un escenario complejo, con muchos problemas para encontrar un patrocinador principal que mueva ficha con una inversión tan importante. Pero, con esta firma asturiana, el club se garantiza un acuerdo muy similar al que tenía con el Ayuntamiento, cifrado en unos 450.000 euros anuales, aunque este resultaba menos ventajoso desde el punto de vista económico por la contrapartida que tenía el club en cuestión de entradas y otros aspectos. Tesla, además, ya ha efectuado por adelantado el pago de la mitad de la cantidad en la que se ha cerrado el acuerdo, con lo que el Sporting ya ha cubierto un porcentaje importante del capítulo de ingresos presupuestados, con un compromiso de pagos para el resto muy definidos y garantizados, y la posibilidad de la rescisión si estos no se cumplieran.

Había varias opciones avanzadas en Primera, algunas con firmas de renombre y que tuvieron presencia en algún acto público en el que participó el club. Pero en Segunda el margen de búsqueda era más reducido.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate