El Comercio
Sporting

Brillo continental en otros roles

Tras una breve y fallida estancia en Huelva, Herrera recibió la llamada de Rafa Benítez, con el que había entablado amistad en el curso nacional de entrenadores, que le reclutó para su proyecto en el Liverpool. «Allí hacía un poco de todo», explicó sobre sus labores en el conjunto 'red', con el que conquistó la Liga de Campeones tras una legendaria remontada frente al Milan en Estambul. El puntilloso técnico madrileño quiso retenerle a su lado más allá de los dos años inicialmente firmados, pero el barcelonés cumplió la palabra otorgada a sus familiares de regresar a España.

Asumió la dirección deportiva del Espanyol y apostó por confiar las riendas del equipo 'perico' a Ernesto Valverde, que condujo a los blanquiazules a una final de la Liga Europa que se decantó del lado del Sevilla gracias al acierto de Palop en los penaltis.

Reenganchado a los banquillos en el Castellón, al que instaló en la primera mitad de la tabla en Segunda, mostró su facilidad para sacar lo mejor de los jóvenes jugadores durante la segunda mitad de la temporada en el filial del Villarreal antes de recibir la llamada del Celta para sacar al club de una espiral negativa con una maniobra que no ha podido repetir esta campaña en Valladolid, donde se quedó a las puertas de 'play off'.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate