El Comercio
Sporting

Babin busca apoyo legal para jugar con la selección de Martinica

  • El Sporting insiste en su postura y vuelve a manifestar su negativa a la participación del jugador en la Copa de Naciones del Caribe y la Copa Oro con un segundo aviso

La relación de Babin y el Sporting va camino de deteriorarse peligrosamente por el firme deseo del primero de participar con la selección de Martinica en la Copa de Naciones del Caribe (del 22 al 25 de junio) y la Copa de Oro (del 7 al 26 de julio). Jean-Marc Civault, seleccionador de fútbol de esta isla caribeña que tiene estatus de departamento de ultramar francés, convocó al defensa del Sporting hace unos días para estas citas, una llamada respondida de forma frontal con la negativa del Sporting -especialmente por la segunda-, reacio a que el defensa se pierda buena parte de la pretemporada y se exponga a regresar con una lesión, como ya sucedió la pasada temporada, por participar en lo que considera una competición menor.

El portal 'Golaverage' informó ayer de que Babin había dado un paso más y se encontraba ejercitándose estos días con su selección, algo que no fue desmentido desde su entorno, aunque tampoco confirmado por el delicado terreno que pisa el defensa en estos momentos. Sí se reconocía que Babin había entrenado con Martinica, pero, a raíz de que el Sporting comunicara su negativa a esta convocatoria por un cauce oficial enviado a la Liga de Martinica, a la Federación Francesa y a la Fifa, no se hacían más consideraciones sobre el presente del jugador. El Sporting reforzó su postura ayer y volvió a enviar otra comunicación durante la jornada a estas tres federaciones y al propio jugador.

Babin se mantiene firme en su deseo de jugar con Martinica, un compromiso que considera inquebrantable por su vínculo con esta isla, donde se encuentran sus raíces. Y argumentan sus asesores que en la negociación para su contratación por el Sporting había un acuerdo verbal con el anterior director deportivo, Nico Rodríguez, que validaba todas estas situaciones. El club y Miguel Torrecilla, sin embargo, tienen una opinión distinta. No quieren repetir la experiencia de la pasada temporada y consideran que Babin se debe antes que nada al Sporting y a sus intereses. La postura es inflexible en Mareo.

La semana puede dar todavía una vuelca de tuerca más. Mañana comienza la Copa de Naciones del Caribe y Babin quiere jugar en el partido ante Curasao, pese a las directrices del Sporting. Sus abogados están realizando, en ese sentido, una serie de consultas para ver si el defensa incurre en una ilegalidad si llega a participar. Quiere tener el jugador un soporte legal en el que apoyarse ante el expediente que, casi con toda seguridad, le abrirá el Sporting si se produce esta situación.

Escenario de una salida

La situación es compleja y, aunque todavía es prematuro, no se descarta un escenario en el que Babin pueda terminar saliendo del club este verano porque, tanto el Sporting, como el propio futbolista, no están conformes con esta situación que se ha generado y que probablemente se repetirá en el futuro. Hay malestar en Mareo, aunque también se confía, por otra parte, en relajar las tensiones con el defensa.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate