El Comercio
Sporting
Nacho Cases, durante un partido con el Sporting en la pasada temporada.
Nacho Cases, durante un partido con el Sporting en la pasada temporada. / DAMIÁN ARIENZA

SPORTING

Sporting | Nacho Cases apunta a Chipre

  • El canterano dejará atrás más de dos décadas como futbolista rojiblanco, con el inolvidable recuerdo de su debut en 2011

  • El futbolista gijonés negocia ya con el Sporting la carta de libertad para firmar por el AEK Larnaka

Nacho Cases se despedirá del Sporting en los próximos días. El centrocampista gijonés había dejado entrever al término de la pasada temporada la posibilidad de un cambio de aires y esa idea, que le rondaba por la cabeza, lejos de abandonarle, ha cobrado más fuerza. Ya hay una negociación abierta, de hecho, entre el agente del futbolista, José Manuel Espejo, y el club, para acordar la rescisión de contrato el '10', que tiene firmado hasta junio de 2018.

El más que probable destino de Cases será el AEK Larnaka chipriota, un equipo que cuenta con una importante nómina de futbolistas españoles y que está muy interesado en hacerse con los servicios del canterano, quien verá cumplido así su sueño de participar, a sus 29 años, en una competición extranjera. Esa vieja aspiración es uno de los motivos que han impulsado la decisión de Cases de poner fin a más de dos décadas de estancia en el Sporting, el club de sus amores y al que le ha dedicado toda su vida.

Hay algún club más que se ha interesado por la situación del canterano, pero su futuro se orienta hacia Chipre, al mismo equipo en el que se encuentra ya su amigo Juan Pablo Colinas, así como otros futbolistas españoles como Murillo, Jorge Larena o Truyols. La previsión es que firme su nuevo contrato en los próximos días si las negociaciones para la rescisión contractual con el Sporting, que siente un gran cariño por este futbolista gijonés, no se tuercen con algún imprevisto que demore la gestión.

Cases, de hecho, mantiene una buena relación con el presidente Javier Fernández, quien, como el resto del personal del club, no es ajeno al deseo del '10', que desembarcó en 1994 en Mareo siendo un niño y que, salvo una temporada que pasó cedido en el Revillagigedo en edad juvenil, siempre ha estado ligado a la elástica rojiblanca. Atrás dejará una notable impronta, con 183 partidos disputados entre Primera y Segunda División, en los que ha firmado 11 goles. Todo desde que Preciado le hiciera debutar en El Sardinero en enero de 2011, liderando tras ese partido una espectacular segunda vuelta. Desde entonces, su fino pie izquierdo y su radar para los pases imposibles le habían hecho indiscutible para todos los entrenadores que pasaron por el banquillo, aunque en la segunda vuelta del último curso había tenido una presencia más testimonial en el once.

Dos centrocampistas

La marcha de Nacho Cases es algo que, como deslizó el propio Paco Herrera en su rueda de prensa de presentación, ya tenía asumido el club desde casi el final de la temporada. Miguel Torrecilla ya dispone, en ese sentido, de un listado de alternativas para cubrir la vacante que dejará el gijonés con su partida. La idea del director deportivo y de Herrera pasa por incorporar dos centrocampistas de distinto corte. Uno, lógicamente, de un perfil más creativo y que pueda mezclar bien con Sergio, además de potenciar el estilo de juego que pretende implantar Paco Herrera. Esta es una de las posiciones que más preocupan a los técnicos de Mareo, sabedores de la influencia que tienen este tipo de jugadores en el fútbol de un equipo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate