El Comercio
Sporting

Sporting

«No podría vivir en cien vidas lo que el Sporting me ha dado»

Cases. emocionado en su despedida / Peteiro
  • Nacho Cases se despide del club rojiblanco en una emotiva rueda de prensa a la que asistieron familiares, amigos y futbolistas, como Juan Muñiz, Castro y Roberto Canella

Nacho Cases se ha despedido esta mañana del Sporting en una emotiva rueda de prensa, a la que asistieron familiares, amigos y futbolistas, como Juan Muñiz, Castro y Roberto Canella, además de todo el consejo de administración del club, presidido por Javier Fernández, y algunos trabajadores de la entidad. «No podría vivir en cien vidas lo que este club me ha dado», manifestó el centrocampista gijonés, quien tuvo que interrumpir la lectura de su comunicado en varias ocasiones por las lágrimas de emoción que marcaron toda su despedida.

Más Sporting

El canterano, que jugará la próxima temporada en el AEK Larnaca, hizo un repaso a su trayectoria después de visionar un vídeo protagonizado por todos sus compañeros en el Sporting. «Cuando llegué a Mareo era un niño que llegaba del equipo de su 'cole'», explicó, antes de remarcar que «decían que se me daba aceptablemente bien jugar a la pelota, no al fútbol, a la pelota, que era lo que me gustaba».

Más adelante recordó sobre su intensa experiencia en el primer equipo del Sporting que «hemos pasado momentos fastidiados, pero hemos salido adelante y, al final, los momentos positivos han ganado por goleada». Entre muchos recuerdos, el ya exfutbolista rojiblanco, que pasó 22 años en Mareo, destacó «el año de mi debut y cuando Manolo (Preciado) me dijo que iba a jugar una semana antes» y, añadió emocinado, «el ascenso de los guajes».

Sobre el futuro, Cases consideró que «me quedan cuatro o cinco años de carrera y tengo mis inquietudes culturales», en un guiño a su necesidad de conocer el fútbol de otros países, y resaltó entre sus agradecimientos la «insistencia» de Javier Fernández por convencerle, además de mencionar a Rogelio García, gran amigo suyo, sus excompañeros, su familia y amigos, y los técnicos que le han acompañado en su carrera, sobresaliendo Javi Vidales y Preciado.

El club quiso rendirle un cariñoso homenaje, además, con la entrega de un cuadro en el que aparecía su silueta y un '10' -su número- de fondo. «El niño que completó su sueño», se podía leer en él.

Síguenos en:

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate