El Comercio
Sporting

sporting

Verano de fútbol y amistad

Los alumnos de Logroño posan en las instalaciones del campus.
Los alumnos de Logroño posan en las instalaciones del campus. / UCHA
  • El Campus de Mareo inauguró una nueva edición con la llegada de sus primeros 80 alumnos, la mayoría procedentes de Logroño

Con apenas catorce años, el riojano Marcos Ochoa puede presumir de haber pasado más de la mitad de los veranos de su vida en la Escuela de Fútbol de Mareo. Su nombre figura cada mes de junio entre los inscritos en el Campus de Mareo y este año no ha sido la excepción. Marcos llegó ayer por la tarde a Gijón con sus compañeros de la Escuela de Fútbol de Logroño, deshizo la maleta en su cabaña y se preparó para pasar una semana de fútbol y amistad en la que se ha convertido ya en su segunda casa.

Cincuenta y cinco de los ochenta integrantes del primer turno del campus proceden de Logroño, una costumbre convertida casi en tradición. «El grueso de las inscripciones suele centrarse en julio y agosto, así que este turno lo hacemos casi exclusivamente para ellos», confiesa Juan Luna, su director.

Ayer fue una jornada especial con el reparto de habitaciones, la visita a las instalaciones y el saludo a las viejas amistades que muchos alumnos han cultivado ya en años anteriores. A media tarde, las puertas de todas las cabañas estaban sembradas de botas de fútbol, su herramienta de trabajo durante la semana que permanecerán en Mareo. La actividad, no obstante, arrancará realmente hoy, con las primeras clases y ejercicios de tecnificación. Habrá tiempo para el 'futvoley', para el fútbol playa e incluso para el snooker fútbol, una de las grandes novedades de esta edición.

En los próximos días, los alumnos recibirán la visita del entrenador de porteros del Sporting, Diego Tuero. También se espera la presencia de algún futbolista de Primera División y un tour guiado por El Molinón. El verano empieza en Mareo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate