El Comercio
Sporting

sporting

Sporting | Enrique Castro 'Quini': «Paco Herrera es un hombre de la casa que está muy ilusionado»

  • El embajador del Sporting asegura que «El futuro de Jorge Meré va a ser el culebrón del verano. Ahora los jugadores se mueven mucho»

Enrique Castro Quini (23 de septiembre de 1949, Oviedo) repasa para EL COMERCIO la actualidad del Sporting a falta de diez días para que la primera plantilla regrese a los entrenamientos de la mano de Paco Herrera con el claro objetivo de regresar a la élite del fútbol español la próxima campaña. El exfutbolista acudió ayer a las instalaciones rojiblancas para despedir a las jóvenes promesas del primer turno del Campus de Mareo, donde fue aclamado tanto por los niños como por sus padres.

¿Cómo está viviendo el verano del Sporting?

–Como todos los años. Al principio va a ser duro porque un descenso siempre afecta. Pero lo importante es que todos regresen al trabajo con la máxima ilusión y ganas para hacer un buen papel durante el año.

¿Se marca el ascenso como el principal objetivo para la próxima temporada?

–No queda otra porque es lo que todo el mundo piensa. Espero que el Sporting regrese a Primera División lo antes posible porque es lo que quiere cualquier seguidor.

Se están produciendo cambios en torno al primer equipo. ¿Qué le parece la llegada de Paco Herrera al banquillo?

–Por Gijón han pasado muchos entrenadores. Tanto nacionales como extranjeros. Y es normal que se busque un revulsivo en los banquillos.

En este caso, aterriza un viejo amigo en el banquillo del Sporting.

–Paco es un hombre más de la casa. Vivió aquí tres temporadas como futbolista y parece que le amarramos bien en aquella época. Se ve en sus palabras. Está muy ilusionado en venir a Gijón y espero que le salga todo bien.

¿Le tocó sufrir alguna broma suya cuando compartieron vestuario?

–(Sonríe). Ha pasado mucho tiempo y no me acuerdo. Pero seguro que sí. Más que nada porque a todos les tocaba sufrir alguna broma mía. Creo que es algo muy importante que tiene que estar presente en cualquier vestuario. Al final es un síntoma del buen ambiente que se respira en la convivencia de 25 personas.

Seguro que en el actual vestuario también hay varios bromistas...

–Eso espero. Aunque creo que ahora se gastan menos bromas que antes. Las temporadas son largas y, si no se llevan con humor, pueden llegar a ser muy duras. En cualquier equipo hay que hacer piña para salir de los malos momentos.

El que tiene que estar pasándolo mal ahora es Jorge Meré por la derrota del viernes ante Alemania.

–Es normal porque a nadie le gusta perder. Estuve viendo la final y creo que ganó el mejor. Alemania estuvo muy bien en la primera parte y fue capaz de marcar. Su estrategia fue la de atar a los mejores jugadores de España y así lo hicieron.

Hablando del central, ¿qué le parece que pueda salir del Sporting este verano?

–Va a ser el culebrón del verano. Ahora los jugadores se mueven mucho porque a sus representantes les gusta que suenen sus nombres por los periódicos. Del dicho al hecho hay mucho camino que se tiene que recorrer.

¿Cree que es normal que el conjunto rojiblanco termine vendiendo al central?

–Es que, según está el fútbol ahora, cualquiera puede fichar a un buen futbolista. Es solo cuestión de dinero. Cuando yo jugaba, existía el derecho de retención. Con él, los clubes eran los que tenían el poder de decidir. En cuanto despareció este derecho, los jugadores o sus agentes pasaron a tener el poder. Creo que habría que buscar un término medio para que ambas partes tengan su peso a la hora de tomar decisiones.

Síguenos en:

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate