Sporting

Sporting | Año nuevo con espíritu renovado

Nacho Méndez y Scepovic pelean por un balón durante el entrenamiento./ARNALDO GARCÍA
Nacho Méndez y Scepovic pelean por un balón durante el entrenamiento. / ARNALDO GARCÍA

Sergio Álvarez regresa al equipo para formar un trivote en la medular con Stefan como sacrificado en el once | Carlos Cordero, lateral del filial, es la otra gran novedad de la lista de convocados en la que no entró finalmente Canella

ANDRÉS MAESEGIJÓN.

«Es un jugador que aporta mucho tanto dentro como fuera del terreno de juego». Las primeras palabras de Rubén Baraja sobre Sergio Álvarez sirvieron como elogio para el futbolista. El avilesino está llamado a capitanear al Sporting, a ser el hombre de confianza del técnico que aporte liderazgo sobre el terreno de juego, pero también dentro del vestuario. Paco Herrera no cesó en recordar su figura desde que su gemelo derecho dijo basta en el calentamiento previo al choque ante el Valladolid. El técnico catalán tuvo claro desde el primer día de la importancia del rojiblanco.

Un mes y medio después de su lesión, Sergio reaparece para ser titular. El asturiano participará en el centro del campo y, en principio, su presencia modificará el sistema preferido por Rubén Baraja. El técnico está dispuesto a sacrificar el dibujo táctico con tal de dar cabida a uno de los capitanes de la nave. El 'Pipo' no alineará a dos delanteros como hizo en su debut ante el Tenerife y en Granada antes de las vacaciones navideñas. Su idea pasa por reforzar el centro del campo, pero con matices.

Más noticias

Pese a que el Sporting perderá una de sus referencias ofensivas -todo hace indicar que Stefan comenzará el partido desde el banquillo-, el técnico no quiere que el equipo pierda presencia atacante. «Tenemos que arriesgar por la ambición del resultado», comentó el preparador sobre el planteamiento que tiene ideado para el partido de esta tarde (16 horas) ante el Córdoba.

La banda izquierda se verá modificada por obligación. La lesión de Canella, que no se encuentra disponible después de sufrir una fractura en el quinto dedo de su mano izquierda, retrasa la posición de Isma López, que últimamente se situó por delante del lateral. Con el navarro en la defensa, Rubén García es el elegido para ofrecer profundidad y velocidad en el ataque. Así pues, el lado izquierdo presenta una pareja de futbolistas con mayor proyección ofensiva que defensiva.

En el lado opuesto, Calavera y Carlos Carmona volverán a formar sociedad. El lateral catalán se vio obligado a parar debido a una lesión muscular y su lugar lo ocupó Juan Rodríguez, que se ha ganado la confianza de Baraja hasta el punto de estar entre los 18 convocados por delante de Quintero y Xandao, descartados por decisión técnica.

Con tanto perfil ofensivo en las bandas, el trabajo de Bergantiños y Sergio se verá multiplicado cuando el Sporting busque la portería del Córdoba. Como es habitual, los centrocampistas defensivos suelen ser los hombres que cubren los huecos creados por las subidas de los laterales. Y parece que esta tarde tanto el asturiano como el gallego tendrán que estar pendientes de las internadas de sus compañeros.

La presencia de la pareja de centrocampistas que más equilibrio aportó a las alineaciones de Paco Herrera, ofrecen ahora a Baraja la posibilidad de utilizar a un mediapunta por detrás del delantero. Las lesiones de Sergio, Álex López y Rachid dejó la medular rojiblanca en cuadro hasta el punto que solo Bergantiños y Nacho Méndez estuvieron disponibles en el último encuentro del 2017.

Una vez que el 'Pipo' ha recuperado efectivos, el trivote regresa al Sporting, al menos, en el estreno del año ante el Córdoba. Por lo visto a lo largo de la semana en Mareo, el elegido para acompañar a la medular rojiblanca es Moi Gómez. El alicantino tiene la tarea de formar como nexo de unión entre la defensa y el ataque para hacer daño a la portería más goleada de Segunda.

El gol esta tarde será para Michael Santos. El uruguayo, que lleva marcando en las últimas dos jornadas, será la principal referencia ofensiva de un equipo que aspira a borrar un mal año 2017 y renovar el espíritu de una afición, enfadada por la irregularidad que ha mostrado esta temporada.

El cuadro gijonés inicia el año ante un rival que ocupa la antepenúltima posición y con su entrenador, Jorge Romero, con el futuro en el aire. El cambio de dueño en la entidad cordobesa ha generado un sin fin de dudas que aún están por resolver. Pese al ruido extradeportivo que rodea a los andaluces, el equipo de Romero se despidió del 2017 goleando a Reus (5-0).

El Sporting tiene que ganar esta tarde para no perder el tren del ascenso. Los tres de los cuatro partidos que jugará el cuadro de Baraja en enero en El Molinón van a marcar el camino. La plantilla es consciente de la importancia de los choques en casa. Como dijo el jueves Mariño: «Ya hemos perdido demasiados puntos en Gijón».

Síguenos en:

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos