«Nuestro objetivo es que los niños disfruten, ganar es un premio extra»

Luismi Castro, entrenador del Benjamín del Sporting. / A. GARCÍA
Luismi Castro, entrenador del Benjamín del Sporting. / A. GARCÍA

Luismi Castro, entrenador del Benjamín del Sporting: «¿Ser campeones de España? Fue muy bonito. Viajamos en el autocar del primer equipo y algunos jugadores nos enviaron su apoyo»

A. MAESE GIJÓN.

El equipo benjamín del Sporting se hizo, el pasado fin de semana, con el Campeonato de España tras doblegar al Puerto de Ceuta en la final del torneo disputado en Badajoz. Luismi Castro (Gijón, 2 de agosto de 1972) fue el encargado de dirigir a lo más alto a un grupo de niños que le dedicaron la victoria a Enrique Castro 'Quini'. El preparador, que selló su decimotercera temporada en el Sporting con una victoria histórica, repasa con EL COMERCIO el año vivido en Mareo.

-¿Esperaba un final de campaña como la que ha vivido?

-Tenía mucha confianza en el equipo, pero los dos últimos meses de competición han sido espectaculares.

-¿Uno se marca algún objetivo deportivo en la temporada dirigiendo a niños de diez años de edad sobre el campo?

-No, es algo en lo que solemos insistir. Nosotros nos centramos en que los chavales mejoren tanto individual como colectivamente. Lo importante es el camino, todo lo que venga después son premios.

-¿Cómo ha sido ese camino del que habla?

-Nos jugamos la Liga ante el Veriña y conseguimos ganar el partido clave. Creo que, a partir de ahí, los chicos perdieron el miedo y se quitaron la presión.

-¿Existe la presión en el fútbol a edades tan tempranas?

-Intentamos quitarla, pero ellos ya son conscientes de lo que se están jugando. El día de la final estaba enfadado con ellos porque no estaban disfrutando del partido. Íbamos empatados y parecía que estábamos perdiendo. Nosotros trabajamos de una manera, luego ya veremos qué resultados llegan.

-¿Cómo es su forma de trabajar con los niños?

-Principalmente queremos que disfruten del fútbol. Luego ya nos centramos en aspectos técnico como el manejo del balón. Una vez que consiguen cierta destreza, pasamos a inculcar movimientos tanto ofensivos como defensivos.

-Su método le ha lleva a ser campeón de España. ¿Cómo fue la experiencia?

-Fue muy bonito. Viajamos en el autocar del primer equipo y nos llegaron mensajes de algunos jugadores. Les intentamos explicar que eso no es normal, que lo disfruten. Pero sobre todo nos importa su comportamiento. El orden y los valores también lo inculcamos en la escuela.

-Lleva trece temporadas en Mareo, ¿qué opinión tiene de la cantera rojiblanca?

-Mareo siempre ha dado futbolistas, luego podemos hablar de si se ha dado o no el último paso con ellos. Al final se necesita a una persona que confíe en la gente de aquí y les ofrezca una oportunidad, pero buenos jugadores siempre ha habido.

-¿Cuándo se empieza a preparar a un jugador para llegar al primer equipo?

-Siempre se les intenta explicar que llegar a lo más alto es muy difícil, que no tienen que obsesionarse, que disfruten y valoren lo que están viviendo en Mareo. El domingo me despedí de los niños y les comenté que había tenido más futbolistas que habían sido campeones de España y no habían llegado a juveniles.

-¿Es el mensaje que lanza a todos los niños?

-Sí, pero también les insisto en que sean constantes. Si uno se marca un sueño o una meta tiene que ser constante para conseguirlo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos