«No me obsesiona la distancia que tenemos con el 'play off'»

Rubén Baraja observa el entrenamiento. /  HUGO ÁLVAREZ
Rubén Baraja observa el entrenamiento. / HUGO ÁLVAREZ

«Tengo una plantilla amplia. Lo normal es que cuando todos estén recuperados, los chavales bajen a jugar con el filial», afirma Rubén Baraja sobre los canteranos

A. MAESE GIJÓN.

En sus primeros días al mando del banquillo del Sporting, Rubén Baraja se caracteriza por ser un hombre precavido. Al menos en sus palabras. El técnico no quiso desvelar la alineación que utilizará esta noche, pese a que todo hace indicar que repetirá el esquema y que realizará, como mucho, una permuta. El preparador insistió una y otra vez en la idea que tiene para enfrentarse al Granada. «Quiero repetir en Los Cármenes el encuentro del otro día ante el Tenerife y plasmar las cosas buenas que hicimos».

El nuevo cuerpo técnico se centra en sumar de tres en tres. Sin mirar más allá: «Solo me fijo en cada partido, no me obsesiona la distancia con el 'play off' y el ascenso directo». Posiciones que se encuentran a cinco y ocho puntos, respectivamente.

Baraja comprobará esta noche si sus mensajes continúan calando en el vestuario. Al menos, así lo comentó antes de partir hacia Granada con los 18 futbolistas que citó para despedir el año. «Ha sido importante la predisposición de todos. Hemos mandado un mensaje sencillo y claro, pero ahora lo importante para mí es que haya continuidad en el rendimiento», comentó.

El papel de la cantera

Preparado para comer y después coger el avión hacia Granada, 'El Pipo' se presentó con el chándal oficial del club azul marino y el polo rojo con el escudo del Sporting bordado en el pecho. El preparador se refirió a Nacho Méndez después de que el rojiblanco cumpliera con la expectativas ante el Tenerife. «Si sigue así, con la personalidad que demostró en el campo va a tener opciones de ser titular. Tiene que aprovechar su oportunidad para consolidarse dentro del primer equipo», afirmó al respecto.

Nada tuvo que ver su respuesta cuando se trató el futuro de jugadores como Cayarga o Bertín, que últimamente se ejercitan bajo sus órdenes. «Tengo una plantilla amplia. Es evidente que los de abajo tienen que estar preparados para poder entrar. Los ejemplos de Juan y Nacho tiene que motivarlos, pero lo normal es que cuando estén todos recuperados los chavales continúen en el filial», explicó el vallisoletano.

Baraja quitó importancia a las ausencias de Quintero y Viguera por decisión técnica por segunda vez desde que llegó a Gijón. El técnico indicó que «tenemos que elegir a 18 jugadores y hay gente que se queda fuera, pero al grupo siempre le hemos transmitido que contamos con todos, que son importantes».

El central y el delantero pueden ser dos de los hombres a los que se le busque un destino en el mercado invernal. Por el momento, Baraja no ha querido abordar el tema. «Tenemos que valorar lo jugadores que hay aquí, luego veremos si se puede mejorar algo o no. Por el momento me centro en tratar de sacar el máximo rendimiento a los futbolistas que tengo».

En cuanto al choque de esta noche. Baraja realizó un análisis del Granada. Para el entrenador, el próximo rival del Sporting «tiene pegada arriba con jugadores determinantes en los últimos metros», afirmó. Machís, Espinosa y Joselu pondrán en jaque a la defensa rojiblanca.

Por último, el entrenador del Sporting recordó su estreno en El Molinón el pasado domingo. «Me encantó el ambiente», destacó. «La gente me decía que el estadio estaba pendiente de lo que iba a hacer el equipo y nos encontramos una buena atmósfera. Fue el debut soñado. Jugar en casa y conseguir los tres puntos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos