Operación salida

Julio también puso punto final a su vínculo con el Sporting, mientras que Herrera ya comunicó a Bustos y Rachid que no entran en sus planesEl Sporting acuerda la rescisión del contrato de Víctor Rodríguez, que inicia su aventura americana

V. M. ROBLEDO / A. MAESE GIJÓN.

La ofrenda floral a la Santina contó con una inesperada ausencia de última hora, que además tiene carácter definitivo. Poco antes de que los jugador del Sporting subieran autocar que les llevó a Covadonga, el club anunció a través de un comunicado la rescisión del contrato de Víctor Rodríguez. El futbolista catalán había manifestado hace unos días a la dirección deportiva su intención de acogerse a una cláusula de su contrato por la cual podría salir cedido en caso de descenso a Segunda División. Se trataba de un escenario similar al de la fallida operación de Meré con el Málaga. El Sporting, sin embargo, propuso a Víctor Rodríguez concluir de forma definitiva la vinculación. El centrocampista tiene un acuerdo de tres años y medio con un equipo de la MLS americana. En concreto, con los Seattle Sounders.

Víctor Rodríguez, que no participó en los amistosos de Ferrol y Barakaldo, comunicó su decisión a Paco Herrera durante una breve charla que mantuvieron durante el entrenamiento. A su llegada a Gijón, el técnico hizo pública su intención de recuperar la mejor versión del jugador, con el que había coincidido hace cuatro años en el Zaragoza.

Hace escasos días, Víctor Rodríguez manifestó su «ilusión por empezar de cero» y su agradecimiento al entrenador por sus palabras. «Me sirven para coger confianza y dar mi mejor versión. Sé lo que busca y voy a intentar darle lo que piden tanto él como el equipo», declaró. El catalán, no obstante, evitó las preguntas sobre el posible interés mostrado por otros clubes durante este verano.

La salida de Víctor Rodríguez supone un pequeño contratiempo para Paco Herrera, aunque el técnico también ha reconocido que cuenta en la plantilla con demasiados hombres para jugar por dentro, como Moi Gómez, Carmona, Ndi y Pablo Pérez, por lo que la baja del jugador le permite aligerar la posición y deja un hueco tanto económico como deportivo para otro perfil.

La intención de los técnicos es reforzar el equipo con uno o dos futbolistas específicos para las bandas. Herrera, en su presentación, consideró prioritaria la llega de un jugador «rápido», tal vez una de las grandes carencias del equipo en la pasada temporada.

Víctor Rodríguez fue el primer fichaje cerrado por Nico Rodríguez el pasado verano, menos de un mes después de que el equipo certificara su permanencia en Primera. El futbolista llegó al Sporting de una forma muy similar a la de salida actual, ya que se acogió a una cláusula de su contrato con el Elche por la cual podía salir cedido a un equipo de la máxima categoría mientras su club estuviera en Segunda, aunque en su caso firmó además tres temporadas en propiedad, hasta 2020, ya que su vinculación con el conjunto ilicitano expiraba al término de la campaña.

Tras el descenso administrativo del Elche en 2015, Víctor Rodríguez recaló a préstamo en el Getafe, que también bajó un año después. El del pasado mes de mayo con el Sporting se convirtió, por tanto, el tercer descenso a Segunda consecutivo para el catalán. Ahora inicia una aventura americana.

Julio pone rumbo a Huelva

A última hora de la tarde, el Sporting hizo oficial la rescisión del contrato de Julio Rodríguez. El central abandona el equipo que le vio crecer para recalar en el Recreativo de Huelva y continuar su carrera futbolística en Andalucía.

También Álvaro Bustos y Rachid saben que no entran en los planes de Paco Herrera. En el caso del gijonés, su marcha está pendiente de firma y su destino será un club español. En cuanto al argelino, su salida se hará esperar algo más.

Fotos

Vídeos