Paco Herrera paga la primera multa

Herrera, en el momento en el que llega tarde a la sesión. / P. UCHA

El técnico abonará una comida a la plantilla por retrasarse cinco minutos en el inicio del entrenamiento matinal de ayer en Mareo

A. MAESE GIJÓN.

A las diez en punto de la mañana, toda la plantilla aguardaba, en el campo número cinco, a que comenzara la sesión matinal. David Chorro, preparador físico del Sporting, no tocaba el silbato hasta que el último miembro del primer equipo pisara el terreno de juego. Y ese era el propio Paco Herrera.

Una carrera de unos 300 metros dejó casi sin aliento al técnico, que se apresuró para intentar llegar a la hora. Pero no fue capaz de entrar en el terreno de juego a las diez de la mañana, hora programada para el inicio del primer ensayo de la jornada.

«La multa ya me la pongo yo. Pago la comida», gritó Paco Herrera a sus jugadores con tono jocoso. Mientras se adentraba en el campo con una media sonrisa, el catalán intentó justificarse ante sus jugadores. «En los primeros días siempre tienes que hablar con muchas personas», dijo, dando a entender que su retraso no había sido culpa suya. Algo que, por mucha razón que tuviera, no parece que le vaya a servir para eludir la sanción.

En este tipo de anécdotas, los jugadores suelen recibir con un sonoro aplauso al sancionado, pero, en esta ocasión, nadie se atrevió a iniciar las palmadas. Parece que el 'jefe' impone a sus jugadores, aunque bien es cierto que es el segundo día de trabajo. Si esta circunstancia ocurriera a mitad de temporada, habría que ver cómo actuaría la plantilla.

Que no se celebrara por todo lo alto una comida no quiere decir que a algún que otro jugador no se le escapara una sonrisa por la escena. El pitido inicial de Chorro dio por concluida la primera multa de la temporada. Ahora falta saber si el técnico cumple con la sanción. De ser así, los jugadores ya podrán tener cuidado porque Herrera no perdonará ningún retraso.

El silbato del preparador físico dio la bienvenida al trabajo físico específico. Ese del que dijo Herrera que «me produce granos». Al menos las condiciones meteorológicas sí acompañaron a los rojiblancos, que el lunes sufrieron con la lluvia. Esta vez el sol se dejó ver por Mareo durante todo el día, por lo que en las dos sesiones programadas se pudo 'disfrutar' del calor.

La tarde libre

La plantilla disfrutará esta tarde de unas horas libres. La planificación del cuerpo técnico así lo ha fijado en el calendario. El programa de los hombres de Herrera pasa por dos jornadas seguidas, con dobles sesiones, y una tercera en la que solo se llevará a cabo un entrenamiento. Desde el jueves se volverá a repetir la operación, por lo que el sábado por la tarde también será de descanso para la plantilla rojiblanca. En cuanto al domingo, los jugadores podrán disfrutar de todo el día porque Herrera dará la jornada libre.

A partir de la próxima semana, los partidos amistosos serán los protagonistas, junto al mercado veraniego rojiblanco. Aún se esperan más incorporaciones y, además, el preparador catalán trasladará a varios futbolistas su decisión de no contar con ellos para la próxima temporada. La resolución llegará después de que el preparador los vea trabajar.

Fotos

Vídeos