Paco Herrera: «Quiero que vengan jugadores que sean top para nosotros»

Paco Herrera conversa con Whalley, seguido por el resto de rojiblancos. / DANIEL MORA
Paco Herrera conversa con Whalley, seguido por el resto de rojiblancos. / DANIEL MORA

«La posición de central tiene un vacío importante. Necesito veteranos que hagan crecer al equipo», asegura el técnico

ANDRÉS MAESE GIJÓN.

Paco Herrera rejuveneció ayer 40 años en su primer día como entrenador del Sporting. «Estoy con la misma ilusión que cuando vine como jugador». Son las palabras de un técnico que afirmó regresar al lugar que «en su día me llenó de felicidad». La sesión matinal, no obstante, estuvo pasada por agua. Las tres horas de lluvia más intensas en lo que va de verano en Gijón coincidieron con el comienzo de la pretemporada del Sporting. «Nos acompañó el orbayu todo el tiempo, al igual que en el primer mes que viví aquí», hizo hincapié el catalán.

Vestido de azul marino, color que lucirá el cuerpo técnico rojiblanco esta campaña, Herrera se mostró como un hombre calmado, pero con las ideas claras sobre qué necesita para devolver al Sporting a Primera. «Quiero que vengan jugadores que sean top para nosotros», indicó el nuevo titular del banquillo rojiblanco. No se siente nervioso ante la ausencia de incorporaciones porque, dijo, «se están haciendo las gestiones de manera seria y a lo largo de la semana llegará alguna cara nueva».

Consciente de la dificultad que acarrea la Segunda División, la intención del técnico es la de reforzar la plantilla con hombres veteranos que «hagan crecer al equipo». Concretamente, Herrera se refirió a dos posiciones que necesitan reforzarse con futbolistas de dicho perfil. El centro del campo será apuntalado con un jugador de experiencia y también la defensa, en la que el preparador ve «un vacío importante».

En este sentido, Paco Herrera admitió la inminente salida de Jorge Meré del Sporting. Pero lo hizo no sin antes recordar, desde la humildad, que «soy bueno trabajando con los jóvenes». Al entrenador le encantaría poder contar con el defensa internacional la próxima temporada, pero entiende que «es muy difícil de sostener».

El asturiano no será el único defensa central que abandone la disciplina. Amorebieta ya tiene firmado un precontrato con el Club Atlético Independiente de Argentina: «Solicitó un permiso que se le fue concedido para arreglar sus asuntos», explicó. Ante las más que probables marchas de Meré y el internacional venezolano, Herrera mimará a Babin para que continúe en Gijón. «Le llamé y no me cogió», bromeó el catalán. «Ahora tengo tiempo para charlar con él y le trasladaré que tenga calma. Es un gran profesional», aclaró.

El nuevo arquitecto del Sporting desveló los borradores de todos los proyectos que inicia. Su idea pasa por «el buen trato del balón», pero no sin antes de estudiar la materia prima de la plantilla. «Si veo que no hay capacidad para salir jugando desde la defensa, no me voy a suicidar», comentó el preparador, muy interesado en recuperar a futbolistas como Víctor Rodríguez después de no haber rendido a su máximo nivel la última campaña.

No será una tarea fácil la que tiene el nuevo cuerpo técnico por delante. Recuperar a un grupo que descendió de categoría es, según Herrera, «la tarea más difícil e importante». El Sporting está en sus manos. En la de un técnico que con la calma que le caracteriza intentará guiar a la plantilla a lograr el objetivo, que no es otro que el ascenso.

Más

Fotos

Vídeos