Sporting

Permanente homenaje a Quini en Mareo

El público que acudió a ver el partido del Sporting B en Mareo, con caretas de Quini. / ARNALDO GARCÍA

El público llenó la grada de caretas de 'El Brujo' y los jugadores del filial lucieron su número en la camiseta | El hermano de Quini agradece el cariño recibido tras su fallecimiento

ANDRÉS MAESE / V. M. ROBLEDO / AGENCIAS

Mareo volvió a rendir este sábado un permanente homenaje a Quini, la leyenda del fútbol fallecido este martes. Los asistentes al choque que enfrentaba al Sporting B y al Barakaldo llenaron las gradas con caretas de Quini y los jugadores del filial saltaron al terreno de juego con camisetas con el número de 'El Brujo': el 9.

Los jugadores del filial del Sporting lucieron camisetas con el 9 de Quini.
Los jugadores del filial del Sporting lucieron camisetas con el 9 de Quini. / Arnaldo García

El hermano de Quini visitó hoy al vicepresidente, Javier Martínez, al que le agradeció todo lo que hizo el club por ‘El Brujo’. «Gracias de todo corazón», comentó un emocionado Falo, que apenas pudo contener las lágrimas en sus ojos. «Gracias a todas las entidades y personas que estuvieron representados en El Molinón, quiero que sepan que la familia Castro está ahí», concluyó.

Emocionado, abrazó a Leli Rubiera, jefe de prensa del club, con el que regresó al edificio de las oficinas.

La familia de Quini tiene previsto viajar al completo a Barcelona para estar presente este domingo en el partido entre el club azulgrana, el otro conjunto en el que militó el delantero asturiano que también le rendirá un homenaje, y el Atlético de Madrid.

Uno de sus hijos, Óscar, mostró también su intención de acercarse a la Comisaría de Policía de Gijón para agradecer en persona a los dos agentes que en el primer momento trataron de ayudar a su padre tras sufrir el infarto que finalmente acabó con su vida.

«Desde arriba estará viendo lo que lo queríamos»

Los veteranos del Sporting recuerdan a Quini emocionados por la trascendencia de su mito. Reunidos de nuevo en el estadio por EL COMERCIO, a muchos de ellos aún les cuesta contener la emoción al evocar lo vivido, aunque la sonrisa ya empieza a ondear a media asta al hablar de su querido 'Brujo'. «Yo creo que desde arriba estará viendo lo que lo queríamos la gente y nosotros», afirma Redondo, quien recuerda que «la vida sigue y hay que seguir peleando».

Quini y Redondo eran dos de los puntales del Sporting cuando Arturo Martínez Noval comenzó a acudir a El Molinón. «'El Brujo' era Dios entonces. Luego, ya en Mareo, coincidí con él un par de veces en el equipo cuando estaba a punto de retirarse».

Más información

El bravo exlateral rojiblanco destaca ese carácter abierto que acabó convirtiendo a Quini en mucho más que un futbolista que marcada goles. «Siempre las liaba, pero para bien. Las liaba jugando, las liaba fuera del campo e incluso ahora al irse la ha liado también. Lo del otro día en El Molinón fue espectacular. Sería maravilloso que el Sporting siguiera su estela, su imagen, su cariño y su honestidad».

También José Luis Ablanedo tuvo el privilegio de compartir vestuario durante un breve periodo de tiempo con Quini. Su percepción no cambió al conocer más de cerca al mítico '9' rojiblanco. «Era como lo veíamos, no era ni mucho menos una pose. La gente lo quería y él quería a la gente», destaca el excentral. Ablanedo, confiesa además que «tener a Quini era como tener un pasaporte: tú ibas con él a cualquier punto de España y todo el mundo lo conocía y quería estar con él».

Cundi es uno de esos compañeros que aún están tratando de asimilar cómo ha cambiado la vida en torno al Sporting desde la fatídica noche del martes. Dentro de la tristeza, el de Sotrondio agradece que la gente continúe haciéndole homenajes. «Fue un icono, una persona increíble», asegura. Para el exlateral internacional, el momento más emotivo de los últimos días se vivió durante el funeral en El Molinón: «La afición demostró lo que lo quiere, con catorce mil personas en el campo. Eso demuestra la persona que era».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos