«Pido el apoyo de la afición hasta el último minuto del último partido»

Paco Herrera trata de calmar los ánimos con Uche tras la entrada de este sobre Lora.
Paco Herrera trata de calmar los ánimos con Uche tras la entrada de este sobre Lora. / OLIVIA MOLET

«No esperaba que un equipo que sufrió tanto el año pasado encontrara tan rápido el camino», admite Paco Herrera

J. BARRIO TARRAGONA.

Compareció Paco Herrera en las entrañas del Nou Estadi tarraconense con media sonrisa. Una que insinuaba satisfacción por la superioridad que había visto sobre el césped, pero al mismo tiempo contenida por la moderación y templanza del técnico curtido en muchas experiencias, y que se sabe en la tercera jornada del campeonato. «Esto es fútbol y es imposible mantener esta eficacia, aunque ojalá lo hiciéramos», señaló, al mismo tiempo que volvió a pedir el calor del sportinguismo: «Que siga apoyándonos como lo ha hecho hasta ahora porque a veces el público gana partidos. Les pido su apoyo hasta el último minuto del último partido».

En cualquier caso, Herrera se confesó sorprendido por el inicio de la temporada, con un empate y dos victorias, aunque ponderó que «estamos hablando de tres partidos». No obstante, reconoció, «no esperaba que un equipo que sufrió tanto daño el año pasado y con las nuevas incorporaciones que se hicieron durante el verano encontrara tan rápido un camino». Pidió a renglón seguido, otra vez, paciencia para poder ver la medida real de las posibilidades del proyecto. «Este equipo necesita un poco más de tiempo, igual que el Nástic, que hoy tenía muchas bajas», apuntó, concretando en la ausencia de Tejera.

Más Sporting

Metido en harina, Herrera reconoció ayer al equipo de la segunda mitad del encuentro frente al Lugo, pero con un repertorio magnificado. «Ha sido seguramente un partido más completo que el del Lugo. El Nástic empezó mejor que nosotros en los diez primeros minutos y tratamos de estar juntos para que ese aluvión fuera pasando», resumió. El Sporting, en ese sentido, embocó de forma temprana para desquiciar al grupo de Lluís Carreras: «Hemos tenido la suerte de que el primer gol apareció pronto y eso les afectó. Con más tiempo con el 0-0 en el marcador, esos espacios habría sido más complicado encontrarlos», consideró el entrenador rojiblanco.

Defensa y ataque

Preguntado por qué le dejaba mejor regusto del balance en las dos áreas, si la defensa o el ataque, Herrera explicó que «me gustan las dos cosas», aunque, matizó, «un equipo que mantiene la portería a cero seguro que es por algo y, a partir de ahí, espero que se vaya generando la otra parte». El técnico también valoró el estreno de Álex Pérez, sobre cuyo fichaje desveló que «hubo un resquicio con el que el Valladolid no contaba; se lo pedí a Miguel (Torrecilla) y hoy -por ayer- le vi como el año pasado. Para la altura que tiene es muy rápido e igual que la semana pasada nos ha ayudado».

Sonrió cuando se le preguntó por las escena de Santos y Stefan en el punto de penalti, dirimiendo quién iba a lanzarlo. Herrera asumió la responsabilidad de la escena y señaló que «no hemos establecido un orden para los penaltis y es el único detalle que nos ha faltado, porque sí que lo hay en las faltas; es un fallo mío».

Con la salida al campo de Álex López, Castro y Viguera, el técnico catalán reconoció cierta necesidad por calentar las piernas para el partido del miércoles en Reus y, por qué no, para el derbi. «Lo normal es que estos futbolistas jueguen noventa minutos el miércoles y hoy -por ayer- era el entrenamiento justo, pensando incluso que alguno de ellos pueda jugar el sábado».

Hubo una mención final hacia el derbi de ese fin de semana, que lamentó que llegara con una agenda tan cargada: «Ahora no me puedo centrar en otra cosa que en la Copa. Un derbi, que todos sabemos que jugar contra el Oviedo no son tres puntos, porque siempre hay algo más, sobre todo para la afición, siempre requiere una preparación especial y fuera de casa es más difícil hacerlo». Pero, subrayó, «no es excusa».

Fotos

Vídeos