«No podemos perdonar tanto», lamenta Mariño

Clave para mantener la ventaja sportinguista en el marcador durante muchos minutos con sus intervenciones, Diego Mariño señaló sin atisbo de duda cuál fue el principal obstáculo del conjunto gijonés para desnortarse en su camino hacia el triunfo. «Hemos fallado muchas ocasiones muy claras. Sabemos que en casa tenemos que ser fuertes y no podemos perdonar tanto», explicó el guardameta vigués, que no ocultaba el sabor amargo tras el empate del Valladolid.

«Nos vamos tristes. Hemos hecho todo para ganar, teníamos que haber sentenciado el partido mucho antes», indicó minutos después del pitido final en los micrófonos de GOL, que lamentó haber «dado vida» a su rival y reconoció dejar el estadio «cabreado». «Al final nos han empatado y han podido llevarse más premio en las últimas jugadas», reconoció el meta, que recordó los peligros de las ventajas mínimas en el marcador.

Fotos

Vídeos