La Policía se entrena para el derbi

Claudio Alperi y Juan Luis García, en El Molinón y las dependencial del Cuerpo Nacional de Policía en Oviedo. /  PALOMA UCHA / ÁLEX PIÑA
Claudio Alperi y Juan Luis García, en El Molinón y las dependencial del Cuerpo Nacional de Policía en Oviedo. / PALOMA UCHA / ÁLEX PIÑA

La Policía Nacional gestiona un dispositivo de seguridad que contempla el refuerzo de unidades desde otras comunidades autónomas Los coordinadores de seguridad del Oviedo y el Sporting ya preparan el operativo

C. PÉREZ / J. A. GARCÍA OVIEDO/GIJÓN.

Los aficionados del Sporting de Gijón y del Real Oviedo tienen ganas de derbi. Han tenido que pasar catorce años para que los dos equipo asturianos se enfrenten de nuevo, otra vez en Segunda División. Las fechas de los partidos de ida y vuelta están marcadas en rojo o en azul, según se mire, en el calendario de sus seguidores: Sporting-Real Oviedo se celebrará el 10 de septiembre, en El Molinón. El partido de vuelta, en el Carlos Tartiere, se disputará el 10 de febrero.

Dos citas que también tienen muy presentes los coordinadores de seguridad del Real Oviedo y del Sporting de Gijón: Juan Luis García y Claudio Alperi. Su misión es coordinar todo el despliegue de seguridad antes, durante y después del derbi. Ambos responsables policiales coinciden en señalar de «alto riesgo» el duelo de rivalidad.

Planificar el dispositivo de seguridad para un partido de este nivel requiere un trabajo previo basado en recabar toda la información para hacer efectivo el despliegue de efectivos. Abarca tanto a Policía Nacional, Policía Local, Bomberos, seguridad privada de cada club y protección civil, e implicará la participación de más de un centenar de agentes.

LAS CLAVESEL DESPLIEGUE La Policía Nacional se coordinará con Policía Local, Bomberos, protección civil además de la seguridad privada de los clubesCONTROL Los sectores más radicales de ambas aficiones son escoltadas desde su ciudad de origen al campo rivalALERTA A la calificación de partido de alto riesgo se le suma el nivel 4 de alerta terrorista en toda España

Garantizar la seguridad ciudadana es el objetivo y no se descarta refuerzos policiales de otras comunidades autónomas. «En este derbi posiblemente tengan que reforzar unidades policiales de Coruña, Valladolid o incluso Madrid», señala el coordinador de seguridad del Real Oviedo. Sensación que también comparte su homólogo en Gijón. «Un enfrentamiento de este tipo supone que se duplique, al menos el número de efectivos», asegura Claudio Alperi. «Vamos a atener mucho trabajo y muchos puntos a cubrir», adelanta García.

Un trabajo en el que la coordinación es clave a la hora de «mover» a las aficiones de ambos equipos, es decir, los traslados de los aficionados desde su ciudad de origen, ya sea Gijón u Oviedo, hasta sus respectivos campos de fútbol, Molinón o Tartiere. La entrada y salida al estadio de los aficionados más radicales son los puntos críticos de todo el dispositivo de seguridad. «La afición de los dos equipos es normal lo que ocurre es que tenemos los grupos radicales, los ultras», precisa el inspector García. La clave está en mantener a ambas grupos «suficientemente separados», de hecho, la entrada de los grupos más radicales está perfectamente controlada y su acceso se produce hasta cuatro horas antes de que se inicie el partido.

La vigilancia, destaca Alperi, será todavía más exhaustiva de lo habitual para impedir el paso a los estadios de objetos prohibidos. En los aledaños, grupos de Tedax o guías caninos. Luego toca controlar el número de entradas que se envía.

«Contamos con un lote de entradas que se van a facilitar a los aficionados del Sporting para que vengan y todos figuren con nombre y apellidos», precisa el coordinador de seguridad del Real Oviedo.

«Todo dependerá del acuerdo que lleguen los clubes», profundiza Claudio Alperi sobre el número de aficionados que se desplazara de un ciudad a otra. No solo depende de la zona acotada que tenga cada equipo en el estadio para la afición visitante.

Avisa el coordinador de seguridad de El Molinón la importancia de la educación para prevenir incidentes. No oculta que lo idóneo en este caso sería que la gente se mentalizara de que se trata solo de un partido de fútbol. «Tenemos que hacer un esfuerzo entre todo para concienciar a las aficiones», subraya. Lo deseable, añade, sería que hubiera una buena relación entre las aficiones de ambos equipos, siguiendo el ejemplo de otras comunidades en los que es más fácil la convivencia entre los seguidores de uno y otro bando.

Alerta terrorista

A la declaración del derbi asturiano como partido de alto riesgo por parte de la Comisión Nacional Antiviolencia hay que sumarle que en España aún se mantiene el nivel 4 de alerta terrorista. «Se realizarán registros más exhaustivos de acceso al campo y se contará con la presencia de guías caninos, y Tedax», apunta el inspector Claudio Alperi, responsable de seguridad del Sporting. «Todas las medidas del dispositivo del partido se llevarán al máximo exponente por esta alerta», matiza su homólogo del Real Oviedo. J uan Luis García Ampudia incluso va más allá y asegura que en España debería de haber «una calificación superior a la mera de alto riesgo».

Con todo, ambos coordinadores coinciden en hacer un llamamiento a las dos aficiones porque «hay ganas de derbi» pero por encima de todo «es importante que sepan que esto debe transcurrir en un clima de normalidad para que en el futuro todo el mundo continúe disfrutando de los derbis porque esto es un deporte y lo ideal es que nos llevemos bien».

Más

Fotos

Vídeos