Profundidad y técnica para la banda rojiblanca

Rubén García, nuevo futbolista del Sporting, durante su etapa en el Levante. / JESÚS SÁNCHEZ SIGNES

«Estoy muy contento e ilusionado con esta nueva etapa. Con ganas de disfrutar de este gran club y de la afición», afirma el valenciano El Sporting incorpora como cedido a Rubén García, extremo zurdo del Levante

A. MAESE GIJÓN.

Rubén García tuvo que decidir si jugar en el Huesca o en el Sporting. No habían pasado ni 24 horas desde que EL COMERCIO conversara con el futbolista cuando se dio a conocer su elección. El extremo, que habló con Paco Herrera el pasado jueves, ha preferido vestir de rojiblanco que de azulgrana. «Estoy muy contento e ilusionado con esta nueva etapa», señaló el futbolista en las redes sociales. En su escueto mensaje, también se mostró deseoso de «disfrutar de este gran club y de la afición». Su tuit llegó acompañado del montaje de bienvenida realizado por el club en el que se le ve con la primera equipación del Sporting.

Unos minutos antes del anuncio, Paco Herrera se refirió a él. Admitió, entre otras cosas, la conversación que mantuvo para explicarle el proyecto que tiene entre manos. «Suelo hablar con los jugadores porque creo que es importante que conozca de primera mano el mensaje del entrenador», comentó el catalán.

El técnico no quiso desvelar lo que seguramente ya sabía. Que su plantilla iba a reforzarse con el extremo valenciano. La llegada de Rubén García aportará velocidad, técnica y profundidad al juego del Sporting. Es un tipo de futbolista de los que solicitaba Herrera. «Quiero jugadores que abran el campo», explicó el preparador ayer. Es lo que aportará la última incorporación rojiblanca.

Al igual que el resto de los fichajes, Rubén García no atraviesa su mejor momento. Su protagonismo en el Levante ha ido a menos en las últimas temporadas y buscará en Gijón darle una vuelta a su carrera deportiva. Precisamente, Herrera también se refirió al momento que atraviesan todas las caras nuevas que hasta la fecha ha presentado el club.

«Intentar recuperarlos»

«Mi trabajo se basará en intentar recuperarlos», explicó el catalán, que reconoció tener en el equipo a jugadores que necesitan un empujón para recuperar la confianza en sí mismos y volver a alcanzar el rendimiento ofrecido años atrás.

En principio, la llegada de Rubén García no será la única para las bandas. El futbolista zurdo puede participar tanto en la izquierda como en la derecha. También, por detrás del delantero. Pero Herrera quiere más. Pese a que al entrenador le inquiera reforzar el centro de la defensa, también le preocupa incorporar a otro jugador de características similares a las del valenciano.

«Tenemos hombres que participan en la banda, pero que tienden a jugar por el centro», comentó Herrera. Son los casos de Carmona y Pablo Pérez, que pueden participar pegados a la línea de cal, pero que buscan combinar por los pasillo interiores.

Así pues, la parcela ofensiva del Sporting no está cerrada. Miguel Torrecilla continuará peinando el mercado en busca de un hombre que refuerce la banda derecha. Herrera quiere tener un grupo con el que poder variar los sistemas y las formas de juego y, hoy por hoy, en la plantilla escasean extremos como Rubén García.

Fotos

Vídeos