Sporting

La prueba del algodón del Sporting

Paco Herrera da toques a un balón durante el entrenamiento del domingo en Mareo.
Paco Herrera da toques a un balón durante el entrenamiento del domingo en Mareo. / ARNALDO GARCÍA

El equipo de Paco Herrera se testará el sábado con el Numancia, el mejor local de la categoría

JAVIER BARRIOGIJÓN.

Concluye la historia que de Los Pajaritos se puede salir como poco abollado. Es un campo inhóspito, que destempla, que conocen al dedillo los futbolistas del Numancia -el lesionado Julio Álvarez es un maestro en las acciones de estrategia-, y que en multitud de ocasiones ha desguazado hipotéticos candidatos al ascenso cuando estos dan con sus huesos en Segunda División. Es un campo de minas. Un hueso y un buen examen para que un equipo conozca sus límites. Salir airoso de allí, además, supone una especie de bendición para seguir por el buen camino, ganándose, por otra parte, el respeto de la categoría. No hay más que ver la historia del Sporting. Las tres victorias que ha conseguido en Soria desembocaron en tres ascensos: en 1950-1951 (1-2), en 2007-2008 (0-2) y 2014-2015 (1-2).

Hasta ese páramo para el forastero viajará este fin de semana el equipo de Paco Herrera, que testará la digestión del derbi asturiano con el correoso proyecto de Jagoba Arrasate. No se ha desperezado todavía la competición, pero el Numancia ya apunta maneras. Como local es el mejor equipo de la categoría. Ha ganado los dos partidos que ha disputado en Los Pajaritos sin grandes dispendios, pero con su espartana filosofía de siempre: tumbó al Huesca en la primera jornada (1-0) y al Almería en la tercera (1-0). Alerta, en ese sentido, con Pere Milla, delantero prestado por el Eibar que suma ya tres goles en cuatro jornadas.

Más noticias

Es la prueba del algodón para este Sporting, que no ha hincado todavía la rodilla en este inicio del curso y que el sábado se enfrentará a su 'bestia negra' en Segunda. En su modestia, el Numancia se ha manifestado intratable en sus duelos frente al conjunto gijonés en Soria. De hecho, de los trece partidos en liga que se han disputado allí -uno en Primera División-, los rojiblancos únicamente fueron capaces de imponerse en los tres citados, completando la estadística con otros tantos empates y siete derrotas.

No es un ambiente extraño para Paco Herrera el que plantea el choque de Los Pajaritos, donde ejerció como entrenador local en dos temporadas, dentro de dos etapas distintas. Tampoco para su segundo, Ángel Rodríguez, que compitió dos años por el Numancia como futbolista. En el banquillo visitante, Herrera también se sentó varias veces. Tantas que el Numancia es el equipo al que más veces se ha cruzado como entrenador (en 17 ocasiones) y el segundo que más veces ha ganado (9) tras el Nástic (10), pero la estadística le quita influencia al técnico en sus visitas a Soria. Tan solo ha vencido en dos partidos de ocho. Un aviso para navegantes.

Poca posesión, más remate

«El Numancia nos va a poner las cosas muy difíciles y, desde luego, si no salimos al campo al 120 por ciento no seremos capaces de ganar», alertó la pasada temporada Herrera como entrenador del Valladolid. Su propuesta, sin embargo, no le alcanzó para sumar (2-1). El equipo de Arrasate es engañoso para el rival. Se deja dominar en zonas muy concretas del campo y se siente cómodo sin balón, pero afila los dientes en ataque. El Sporting tendrá que estar muy certero en sus ofensivas, que, salvo que el partido se escriba sobre un guión distinto al de estas primeras semanas, serán contadas.

En la victoria ante el Huesca, el Numancia tuvo una posesión del 44%. Y le llegó para rematar seis veces entre los tres palos, por las dos ocasiones que contabilizó el equipo que entrena Rubi. Un par de jornadas más tarde, frente al Almería, también en Los Pajaritos, su porcentaje de manejo de balón cayó hasta el 38%. Con eso disparó cinco veces a portería, con otro gol del inspirado Pere Milla, y solo permitió tres remates contra la portería de Aitor Fernández. Una propuesta austera, salvo por lo agresivo de su presión, pero altamente eficaz, especialmente en su territorio, que conoce al dedillo. Que la resaca del derbi no distraiga la atención de Soria.

Síguenos en:

Fotos

Vídeos