«En las pruebas a Rachid no aparece nada como para valorar que deba descansar»

V. M. ROBLEDO GIJÓN.

Las lesiones musculares se han convertido en un lastre con el que Paco Herrera debe convivir en las últimas semanas. El técnico no ocultó su preocupación al respecto. «Es algo que no me había ocurrido nunca. Noviembre es un mes de lesiones en todos los equipos, pero no en la cantidad que nosotros tenemos», lamentó.

«Me lleva a pensar en el estrés, en que la gente quiere hacer más a nivel de resultado», declaró el entrenador rojiblanco al buscar una explicación a la plaga de bajas. Rachid, tras no superar las molestias que ya le impidieron entrenar con el equipo el martes, se sumó ayer a la lista de ausencias para el duelo ante el filial del Barcelona. Herrera, con semblante serio, reconoció acerca del franco-argelino que «creía que iba a estar disponible, pero él piensa que la molestia que tiene es suficiente para no estar». También confesó el técnico que «en las pruebas no aparece nada especial como para valorar que deba descansar».

La noticia positiva es que la lesión de Álex Bergantiños es menos grave de lo que en un principio se temía. Herrera adelantó que «es posible que el lunes esté entrenando con nosotros». E incluso deslizó la posibilidad de que el centrocampista gallego hubiera entrado en la citación para el partido frente al Barcelona B en caso de que hubiera sido programado para el sábado o el domingo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos