«Quini nos conquistó a todos»

Carta abierta a la familia de Quini

Quini se abraza a Núñez nada más ser rescatado por la Policía tras su cautiverio de 25 días. /E.C.
Quini se abraza a Núñez nada más ser rescatado por la Policía tras su cautiverio de 25 días. / E.C.
JOSE LUIS NÚÑEZ

Les escribo estas líneas como un tributo, junto con mis sentidas condolencias, en la memoria de Enrique Castro ‘Quini’, que fue uno de los jugadores más apreciados y entrañables de los muchos que conocí durante mi etapa presidencial en el FC Barcelona. No quiero que mis palabras suenen a protocolarias, sino que las interpreten como un sincero sentimiento que me embarga en estos momentos tan tristes, al conocer la noticia de su fallecimiento.

Al margen de sus cualidades como futbolistas profesional, con las que sirvió con honor y lealtad a nuestro club, incluso en circunstancias difíciles para él, como aquella final de Copa ante su querido Sporting, en 1981, Quini fue una persona entrañable que nos conquistó a todos por su calidad humana, simpatía y alto sentido de la amistad.

Como ustedes bien saben, en las especiales circunstancias que se dieron en su secuestro, hicimos cuanto estuvo en nuestra mano por conseguir un desenlace rápido. Y sin incidentes que lamentar, a pesar de las enormes dificultades de todo tipo con las que topamos. Todos los barcelonistas nos volcamos en esa tarea, en la que nos encontramos con situaciones tan inesperadas como insólitas y desconcertantes. Hicimos cuanto buenamente pudimos, siempre en coordinación con especialistas de las fuerzas de seguridad del Estado, que hicieron un excelente trabajo.

De aquel episodio me quedo con la emoción el abrazo que nos dimos derramando lágrimas cuando retornó a Barcelona, tras 25 interminables días de cautiverio. Pero con emoción recuerdo también cuando, transcurridos más de 25 años, Quini volvió al Camp Nou, en 2009, en calidad de delegado de un Sporting que había vuelto a Primera División después de muchos años. El público del Camp Nou le recibió con una calurosa ovación a la que Quini correspondió emocionado. En fin, son tantos los recuerdos que no acabaría nunca de explicarlos. Pero en estas líneas he deseado dejarles constancia de lo mucho que hemos querido a Quini en Barcelona y por extensión en Cataluñaa y España entera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos