Rachid tiene la llave del sistema

Rachid toca el balón en el último entrenamiento. /  ARNALDO GARCÍA
Rachid toca el balón en el último entrenamiento. / ARNALDO GARCÍA

«Cada vez me convence más, en cualquier momento puede tener su oportunidad», afirma el preparador sobre el centrocampista

A. MAESE GIJÓN.

La baja de Sergio Álvarez en el Sporting trastoca los planes de Paco Herrera durante el próximo mes. El preparador no duda con sus palabras en reconocer la importancia del avilesino en sus planteamientos: «Lo había jugado todo hasta que se lesionó, eso demuestra la relevancia que tiene en el equipo».

La ausencia del centrocampista abre las puertas a cambios en el sistema porque la lesión de Álex López deja al equipo prácticamente sin hombres para actuar junto a Bergantiños. La única alternativa que encuentra Paco Herrera en el vestuario es la de Rachid. Al franco-argelino, que la pasada semana disputó sus primeros minutos de la temporada, le ha llegado una oportunidad para demostrar al cuerpo técnico que se equivocaron cuando le comunicaron que no entraba en sus planes.

La titularidad de Rachid conllevaría la continuidad de un dibujo táctico con dos pivotes, que se utilizó para encontrar el equilibrio en el Sporting. En caso contrario, el equipo volverá a presentar un esquema con un centrocampista defensivo y dos hombres por delante con un perfil más creativo.

Giro inesperado

Las opciones de Rachid para disfrutar de minutos en Gijón fueron escasas hasta el domingo. La lesión de Sergio en el calentamiento le llevó, sin embargo, a pasar, primero, de la grada al banquillo y para terminar, luego, en el terreno de juego durante los últimos minutos del encuentro.

«Rachid cada vez está mejor. En la pretemporada no pudo participar. Si él jugara, el equipo tendría un perfil diferente. Cada vez me convence más y en cualquier momento puede tener una oportunidad», asegura Herrera sobre un hombre que apenas entró en sus planes en las trece primeras jornadas. Al igual que le sucedió a Isma López con Abelardo, el franco-argelino tiene una oportunidad para demostrar su valía siempre que Herrera apueste por dos pivotes en su planteamiento.

La alternativa para el centro del campo rojiblanco tiene nombres y apellidos. Moi Gómez y Carlos Carmona volverían a encontrarse en la zona central para actuar por delante de Álex Bergantiños. Un dibujo que no es nuevo en el Sporting, ya que en varias ocasiones tanto el catalán como el alicantino jugaron por delante de Sergio. La decisión de Herrera no es otra que formar «un equipo ordenado y que juegue bien».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos