Honores oviedistas para Quini

Honores oviedistas para 'El Brujo'
Javier Fernández recibe el abrazo Jorge Menéndez Vallina, presidente del Oviedo, en presencia del consejero azul Fernando Corral. / HUGO ÁLVAREZ

El presidente azul, Jorge Menéndez Vallina, el técnico Anquela y los cuatro capitanes acudieron a El Molinón

VÍCTOR M. ROBLEDO GIJÓN.

En la puerta nueve de El Molinón, donde desde primera hora se erigió un altar espontáneo con fotos y mensajes para Quini, alguien depositó una camiseta del Real Oviedo. Precisamente la corona del equipo azul fue de las primeras en llegar a la capilla ardiente, pocos minutos después de las doce. A las 13.45 llegó la comitiva oviedista, encabezada por el presidente del club, Jorge Menéndez Vallina. El técnico Juan Antonio Anquela y los capitanes de la primera plantilla, Linares, Toché, David Rocha y Verdés, también se desplazaron a Gijón para expresar sus condolencias al Sporting y a la familia de 'El Brujo'.

La histórica rivalidad entre los dos principales clubes del fútbol asturiano quedó eclipsada por grandeza del propio Quini. Los directivos de ambos clubes se dedicaron cariñosos saludos y se unieron en el dolor. «Quini es la definición de grandeza. Es de esas personas que te marcan», apuntó visiblemente emocionado Menéndez Vallina. Por su parte, Anquela desveló la cercana relación que mantenía con el símbolo sportinguista. «Él me mandaba el primer mensaje cada vez que el Oviedo ganaba. Eso habla de lo grande que era como persona», confesó el técnico.

El exportero Esteban también acudió por la mañana a la capilla ardiente para despedirse de Quini, igual que el futbolista Saúl Berjón, que lo hizo acompañado de su primo Adrián Colunga, ex delantero del Sporting.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos