Un repelente de filiales

Stefan, frente al Castilla, en la jornada que marcó su primer gol. / J. B.
Stefan, frente al Castilla, en la jornada que marcó su primer gol. / J. B.

El Molinón mantiene su hegemonía ante los segundos equipos | Los rojiblancos han disputado 23 partidos como locales frente a éstos, con 17 victorias, cuatro empates y solo dos derrotas

J. BARRIO GIJÓN.

La reflexión más socorrida de un técnico cuando un filial llama amenazante a las puertas de su casa suele ser siempre la misma. «Son jugadores con mucho talento que salen al campo sin ninguna presión. Por eso es tan difícil cerrar los partidos. Siempre juegan igual, aunque vayan perdiendo por 3-0», alertó Abelardo en 2015 antes de un choque en El Molinón frente al Barcelona B. La experiencia ratifica la opinión del 'Pitu', aunque el Sporting se haya mostrado muy poco concesivo con los segundos equipos cuando estos han visitado Gijón.

El Sevilla Atlético añadirá una muesca más en el historial deportivo del Sporting, que a lo largo de su trayectoria en la Liga, en Segunda, se ha medido a diez filiales que formaban parte de manera directa de la estructura de un club. El balance resulta tremendamente positivo para los rojiblancos, que han disputado 23 partidos, con 17 victorias, cuatro derrotas y solo un par de derrotas. Estas llegaron ante el Real Madrid Castilla, en la temporada 2006-2007 (0-1), y frente al filial del Atlético de Madrid, en la 1998-1999, en una contienda que resultó sonrojante 0-3.

Esa hegemonía rojiblanca se empareda entre dos interrogantes cuando el Sporting tiene que viajar y estos equipos, preñados de talento, juegan en un territorio más conocido. Ahí emergen experiencias casi traumáticas, como cuando los rojiblancos fueron goleados por el Barcelona B en 1999, en el que militaban unos jovencísimos Xavi y Puyol, por 4-0. Aquella generación de superdotados, no obstante, descendió aquel año a Segunda B, acentuando esa inestabilidad de los jóvenes.

Con el Sevilla Atlético ya hubo un precedente en la temporada del ascenso de Preciado. El Sporting se impuso aquella jornada con autoridad por un 4-1. Entre los episodios recientes tampoco ha quedado en el olvido la última visita del Castilla a Gijón, en la que Stefan Scepovic firmó su primer gol como rojiblanco en competición oficial.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos