Reus, tierra de oportunidades

López Garai, Álex Menéndez y Lekic, con el Reus. /  LA LIGA
López Garai, Álex Menéndez y Lekic, con el Reus. / LA LIGA

Álex Menéndez, que pasó la temporada pasada en blanco por una lesión, y Lekic, tratan de reengancharse El exrojiblanco López Garai, anfitrión el sábado, vive su primer año como técnico

J. BARRIO GIJÓN.

Reus se ha convertido en el último año en una tierra abonada para las oportunidades. Para las primeras, como sucede en el caso de Aritz López Garai, flamante entrenador de Segunda División casi sin tiempo de cerrar su taquilla de futbolista. Y para las segundas oportunidades, con Dejan Lekic y Álex Menéndez, dos exrojiblancos que tratan de reengancharse al fútbol, aunque al lateral, por edad -tiene 26 años-, todavía le quede cuerda y mucho que pelotear.

Los tres se cruzarán el sábado con su pasado, que les visita con el colmillo afilado, vestido de rojiblanco, para seguir surtiendo el casillero de puntos del proyecto que capitanea Paco Herrera. Pero no será un encuentro sencillo para los gijoneses. Garai, que tuvo un paso por Gijón efímero por un enfrentamiento con un sector concreto del vestuario de Mareo y una mala gestión de José Ramón Sandoval del asunto, lidera un proyecto que navega en una zona tranquila, cegando en su campo a equipos como Osasuna y el Valladolid, que no pudieron sumar de tres.

Parece más apocado en su casa, pese a que solo ha perdido un partido allí, aunque en líneas generales el Reus manifiesta una propuesta interesante con muy pocos medios económicos. Ya la sufrió el Sporting en la Copa del Rey, en una eliminatoria que se les escapó a los catalanes por un pésimo rendimiento desde el punto de penalti, atragantados hasta en dos ejecuciones. Reus, además, se ha convertido en un destino para recobrar sensaciones y reengancharse.

Amistad con Paco Herrera

Álex Menéndez, que se lesionó de gravedad hace un año con el Girona, que le despidió y le obligó a pasar un infierno en solitario, es un habitual en los planteamientos de López Garai, a quien por otra parte Paco Herrera tuvo como futbolista en el Celta y con el que mantiene una buena amistad. También pelotea desde hace unos meses en esa ciudad el 'gigantón' Dejan Lekic, muy querido por el sportinguismo y que, a sus 32 años, busca una estabilidad en su trayectoria que solo alcanzó en Gijón. Quizá el año más exitoso de una carrera que le ha llevado por doce equipos.

El primero sufrió un año kafkiano después de lesionarse en un entrenamiento con el Girona, en plena pretemporada, que derivó en la temible rotura del ligamento cruzado. El club catalán le despidió y, mientras el jugador se defendía en los despachos, el Sporting le abría las puertas para que se recuperase.

A Lekic le avala el cariño del sportinguismo y, sobre todo, sus doce goles conseguidos en la temporada 2013-2014, alguno de bellísima factura como el que logró ante el Eibar en El Molinón de un latigazo. Un bello recuerdo que se quedará en el vestuario cuando el balón empiece a correr por la tierra de la oportunidad.

Fotos

Vídeos